“Que el Santo Cristo nos oriente el camino de la sabiduría…”

162

s un hecho del conocimiento público o secreto a voces que en nuestra querida Venezuela sobran individuos que a todas luces son desleales a las instituciones que representan, esto por  poner en practicatrampas eticas que se plasman en la estratagema de la manipulación, el engaño y el terrorismo en cualquiera de sus facetas o modalidades. Pero contario a esta forma de proceder, desde la perspectiva de la moral y buena etica la política tiene una razón de ser y unos objetivos de alcanzar en las sociedades de ayer, hoy y siempre. Sin embargo, al igual que la energía atómica, la política o la economía (o cualquier otra disciplina del saber) pueden tambien utilizarse a conveniencia para alcanzar objetivos no solo favorables sino adversos a la misma humanidad. Por tanto es de rechazo absoluto cualquier atentado que se haga de forma intelectual o material en contra de la institucionalidad.

Consiguientemente, además de caotico es una decadencia con graves signos de involución e irreversibilidad que las instituciones se derrumben sin que nada ni nadie pueda detener y revertir tal debacle, la cual para el caso venezolano tiene profundas reaices economicas en el orden estructural, histórica, cultural e incluso “supranacional”. Además es deprimente y frustrante que no obstante del fracaso rotundo del modelo implementado en el pais (que de un sector y el otro pueden dar fe asi lo nieguen aparentemente) se siga  orientando la economía politica de manera equivocada, porque con el mayor respeto de los asesores economico del ejecutivo nacional, la solución integral y duradera no se haya con medidas que aunque novedosas y formuladas con buena intención, son aisladas y hasta superficiales al desconsiderar los factores esenciales y las acciones premeditadas que día a dia circulan alrededor del juego perverso de la inflación y la devaluación.

Por otra parte debe tenerse en cuenta que un PIB creciente no representa necesariamente un desarrollo sustentable,  pero el hecho verdaderamente grave es que tengamos esta variable economica con una tasa negativa recurrente, lo cual efectivamente es sinónimo de pobreza y miseria.No es mostrar una postura pesimista y tampoco es el deseo estar en el rol de “profeta del desastre”, pero el fundamento primario de manutención y bienestar permanente de toda sociedad se logra cuando se favorece de forma prioritaria la economía real (ahoro e inversión para generar producción, trabajo productivo y riqueza), derivando a posteriori la necesaria economía monetaria (dinero en cualquiera de sus formas fisicas o virtuales para permitir entre otros aspectos los intercambios de bienes y servicios generados en el proceso de producción), pero nunca al reves tal cual como se pretende posicionar y hacer creer con la reconversión monetaria y el “anclaje” del signo monetario nacional.

Indudablemente estamos en un escenario de guerra: aparato productivo colapsado, vías de comunicación destruidas, medios de comunicación restringidos para informar oportunamente, desnutrición y  hambruna en potencia, sistema de salud resquebrajado, instituciones educativas desmanteladas, emigración de la población talentosa y capacitada,  etc. Además el drama arrecia con la persistencia de los sistemas de precios controlados y diferenciados, la oferta restringida y monopolica de productos y el dinero en efectivo, la contradicción de la politica monetaria; entre otras distorsiones y desviaciones  malignas que continuaran siendo parte de la novela que  escribe y protaganiza el venezolano en su rutina diaria. Con el agravante que es imposible iniciar un proceso de reactivación y recuperación de la economía nacional si se incumple continuamente con los principios normativos o constitucionales, lo cual se traduce en  mayores grados de desconfianza e incredibilidad.

Sin embargo, aparte del sistema de economía politica gubernamental ( que ha retado de forma perennelas leyes economicas) generador de sucesivos impactos o externalidades negativas sobre las mismas raices de la sociedad venezolana, resulta  tambien vergonzoso que  nunca hubo una contrapropuesta coherente, continua y coordinada por parte de lossupuestos lideres de la oposición (con relativo peso especifico en la opinión publica  y accionar civico), puesto que solo se encargaron de crear falsas expectativas en la población venezolana. Pero tambien hay que decirlo que existen otros tantos individuos que “no lavan ni prestan la batea»: solo están disponibles y siempre pendientes para criticar y destruir cualquier acción  o propuesta proactiva a favor de las comunidadades y sociedad en general.

Finalmente, encontraste con todo lo anterior y principalmente relacionado con la conmemoración del Santo Cristo de La Grita en sus 408 años, se comparten algunos pensamientos surgidos en el peregrinaje desde San Cristóbal hasta el Santuario ubicado en la capital del Municipio Jaureguí del Estado Táchira (todo el documento disponible enhttps://bit.ly/2vqW0iK ) :   

Es una vivencia única y muy especial. Reencuentro con la divina energía plasmada en la naturaleza y el ser interior: en la búsqueda de la verdadera paz y felicidad.Convencido aún mas que la solución de nuestra problemática vendrá desde lo mas adentro de nosotros. El único milagro posible está basado en el sincero conocimiento de nuestra propia existencia.Mas de 20 años en San Cristóbal y nunca había hecho este peregrinaje que es mucho mas que una caminata de 80 kilometros.Dios bendiga a todas las instituciones y personas que pese a las circunstancias adversas apoyaron,organizaron y se pusieron al frente para que la comunidad en general estuviera presente nuevamente en este acto de fe y esperanza….“Que el Santo Cristo de La Grita nos oriente el camino de la sabiduría para lograr la concertación y la resolución de nuestros problemas…”. Docente Universitario. pmoral@unet.edu.ve; @tipsaldia

Pedro Morales