Pérez Vivas: Venezuela debe recuperar la institucionalidad democrática para poder levantar su economía

349
César Pérez Vivas

“Venezuela es un país arruinado económicamente y dividido social y políticamente, con las instituciones secuestradas y con una dictadura que hoy oprime a la inmensa mayoría de los venezolanos cuando está a punto de finalizar el período presidencial de Nicolás Maduro, representante del llamado socialismo bolivariano”; es el balance que ofrece el exgobernador de Táchira y dirigente nacional del partido social cristiano Copei, César Alejandro Pérez Vivas, tras fijarse fecha para el proceso electoral presidencial.

Expresó Pérez Vivas, que el cuadro político ha producido en Venezuela una estampida humanitaria, como pocas veces había ocurrido en todo América latina, en donde más de 4 millones de personas han abandonado el territorio de la República, presionados por el hambre, la violencia criminal, la intolerancia política y la insalubridad que viene tomando cuerpo cada día en nuestro país.

“Maduro heredó de Hugo Chávez una economía estructuralmente en vías de destrucción, una economía que había recibido la más fabulosa suma de recursos financieros de toda la historia económica de Venezuela y que al inicio del periodo encuentra la arcas del tesoro nacional literalmente vaciadas, de acuerdo a lo expresado por el entonces ministro de planificación y finanzas Jorge Giordani, quien al renunciarle a Maduro expresa que con el objetivo político de salvaguardar la presencia de la revolución en el gobierno comprometieron severamente las reservas nacionales”.

Resalta, el exgobernador tachirense, que la nación debe hacer un esfuerzo especial para recuperar la democracia, después de que el Gobierno nacional hiciera un golpe de Estado al arrebatar las funciones de la Asamblea Nacional e instaurar la Asamblea Nacional Constituyente, y, la primera tarea de los ciudadanos venezolanos debe ser recuperar la institucionalidad democrática para poder levantar la economía.

“Los 800 mil millones de dólares recibidos por el país, durante el gobierno de Hugo Chávez, más una deuda pública que sobrepasa los 120 mil millones de dólares fueron literalmente despalillados, despilfarrados por el comandante Chávez, dejando a la nación totalmente huérfana de recursos financieros y por consiguiente no se pueden implementar proyectos de desarrollo, mucho menos afrontar épocas de crisis, por lo que seguir impulsando un modelo socialista ha resultado una medida más perjudicial, que se ha seguido en esta crisis, con un Estado dueño de los medios de producción y que interviene de manera directa en la economía privada, regulándola de manera asfixiante con un control de cambio y de divisas que limita las finanzas para la importación y exportación, sumando a esto la regulación de precios de venta, generando una distorsión económica compleja, que trae todo este escenario económico que se vive en el país”.

Explicó el dirigente socialcristiano, que la economía privada comenzó a ser destruida, trayendo como resultado una caída del Producto Interno Bruto (PIB) interanual alrededor del 6 % en los últimos cinco años, y, esa caída del PIB consecuencia de las expropiaciones, de las regulaciones, de la intervención del Estado en la economía es la que ha generado la brutal escasez de alimentos, medicinas, bienes y servicios, así como la hiperinflación que estamos viviendo en estos tiempos.

“Este gobierno no quiere dejar atrás el apego fanático a su doctrina fracasada, a un modelo absolutamente obsoleto que los ha sometido a una incapacidad para rectificar y, con la matriz de opinión de una guerra económica pretende justificar su fracaso atribuyendo la crisis a empresarios, políticos y comunidad internacional”.

Agregó Pérez Vivas que, “Al desastre económico se junta entonces el desastre social, un país en donde la clase media ha desaparecido, un país en donde los sectores populares están empobrecidos, en donde el hambre campea por toda la región de Venezuela, y se pone de manifiesto en la permanente recurrente acción de sectores de la población para atacar las instalaciones de los comercios o los transportes de alimentos que circulan por el territorio nacional, y, el gobierno al recibir la dura critica de todos los sectores de la sociedad ha tomado el camino del autoritarismo más abierto, generando una fuerte represión contra la protesta social que ha producido un número realmente dramático de muertes de los sectores juveniles y de los sectores populares que han salido a las calles para reclamar sus derechos políticos, económicos y sociales; abandonando Maduro definitivamente el campo de la democracia y del respeto a los derechos humanos, eliminando a sus competidores políticos con in-habilitaciones y llevando a la cárcel a quienes expresan opiniones o que representan peligros políticos que pongan en riesgo la estabilidad del poder socialista, así como la instauración de la Asamblea Constituyente para desconocer los poderes constituidos que le hacen contrapeso y usando descaradamente los tribunales de justicia para perseguir”.

Por eso al termino de este mandato, explicó César Pérez Vivas, que lo único que queda claro para Venezuela es que sufre la más brutal dictadura que ha conocido América latina y sufre su pueblo la más dramática crisis humanitaria que se tenga conocimiento, y Venezuela tiene que hacer un esfuerzo muy especial para poder rescatar la democracia y el gran desafío que tenemos los ciudadanos al termino de este mandato constitucional, no es otro que el de recuperar las instituciones y luego restaurar la economía, restablecer la vida normal de una nación, que producto de esa misma crisis de gobierno y de esa crisis económica ha visto disminuir severamente su calidad de vida que se pone de manifiesto con el daño a los servicios públicos, con el daño a las instalaciones educativas a las vías de comunicación a la infraestructura aeroportuaria y a todos los servicios que necesita una sociedad para vivir modernamente; recordando que Venezuela llegó a ser el país de América latina con la mejor infraestructura de servicios que se conociera, era el país de la energía eléctrica no contaminante, por las grandes represas eléctricas que construyó la democracia, era el país con la mejor vialidad del continente, era el país con la mejor redes de hospitales, universidades y liceos de América latina y hoy toda esa infraestructura esta abandonada y destruida.

“Esta dictadura ha dedicado todo su tiempo a una agitada agenda politiquera mediante la cual pretende lavarle el cerebro a la población para venderle supuestamente un modelo socialista que le esta dando justicia, cuando lo cierto es que durante este período de Nicolás Maduro como legado traído de Chavez, lo único que ha visto el país es destruir su capacidad, perder la democracia y vivir la más brutal crisis nunca antes vivida por una sociedad”, concluyó el ex gobernador César Alejandro Pérez Vivas.