Al menos 5 venezolanos fueron asesinados la semana pasada en Norte de Santander

9069
Gabriel Rodríguez Moreno, Stefin Augusto Pineda Fuentes,Kenner JosmarMateus Lizarazo y Oscar Elías Barrios Mirabal, cuatro de los cinco venezolanos que los últimos días fueron víctimas de la violencia en la frontera.

Aún cuando hay dos cuerpossin identificar  y no se ha determinado su nacionalidad, el lamentable  hecho es que al menos cinco venezolanos fueron asesinados la semana pasada en hechos violentos aislados registrados  en el Norte de Santander, Colombia. 

El jueves, luego de estar desaparecido desde el sábado cuando por la fuerza, varios hombres se lo llevaron de Ureña junto con otras dos víctimas, hallaron el cadáver en una trocha binacional,  cerca del río Táchira, del venezolano Gabriel Rodríguez Moreno quien trabajaba en Cenabastos como transportista informal.

El día anterior localizaron en similares circunstancias en río Táchira, del lado venezolano, al segundo plagiado, el neogranadino Fortunato Silva Mora,  de 49 años, quien vivía en Ureña y se dedicaba a la venta de pescado.

De la tercera de estas víctimas, se desconoce la identidad y nacionalidad, pero no se descarta que también haya sido asesinada, como se cree, porque se negaron a pagar vacuna a cambio de poder trabajar libremente en la frontera.

La racha  mortal  volvió a tocar a otro venezolano, el jueves en la noche en la vereda La Alambra, Ragonvalia, cerca de Puente Alianza, frontera  con Delicias, donde  criminales desconocidos perpetraron una primera masacre.

Allí fueron asesinados  Javier Arley Contreras Espitia, coordinador de Cultura de ese municipio;  también Johnse Maiquy Largo Peña, propietario de un taller de motocicletas y el venezolano Yorman Blanco,  quien desde hace unos tres meses, trabajaba en el taller del anteriormente citado.

Hacia las 9 de la noche, los tres hombres, que compartieron una cena en la casa de uno de ellos, subieron a una moto de placas  venezolanas, con rumboal gimnasio, como acostumbraban a hacerlo en las noches.Los asesinos habrían trancado la vía con  troncos de árboles para obligarlos a detener la marcha, y una vez lo hicieron, los atacaron a tiros de manera desproporcionada.

La gobernación de Norte de Santander,  está ofreciendo una recompensa de hasta 20 millones de pesos, para quienes aporten información que permita esclarecer el triple crimen.

Sicariato de comerciante

El viernes a las 7:30 de la mañana,  el sicariato del venezolano Stefin Augusto Pineda Fuentes, de 30  años, quien vivía en  Ureña,  consternó en El Escobal.

Mientras Pineda Fuentes  se preparaba para abrir su  negocio, un supermercado  ubicado a escasos  metros del punto de control de la Policía Metropolitana de Cúcuta y de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian)  de El Escobal, fue sorprendido por dos sicarios que sin mediar palabra, lo acribillaron a las puertas del local, cerca del puente internacional Francisco de Paula Santander.

Luego de dispararle al menos 12 veces, los asesinos  huyeron a pie hacia Táchira, por una trocha. La hipótesis que se maneja es que el joven comerciante también se habría negado a pagar vacuna  a una banda criminal que delinque en este sector fronterizo, conocida  como La Línea.

Otra masacre

Otra masacre que cobró la vida de cinco personas, entre ellas la de un venezolano, tuvo lugar  la noche del sábado, en el barrio Torcoroma III de la ciudadela La Libertad, donde pistoleros desconocidos, les dispararon mientras departían y tomaban cerveza.

Se registró en la manzana F12, frente a la casa 2. Poco antes del ataque a los cinco hombres, tres mujeres que los acompañaban,  se retiraron. Fueronmotorizados los que llegaron y empezaron a disparar de manera indiscriminada contra el grupo, causando la muerte de todos.

El venezolano de 19 años, nativo de San Antonio del Táchira,  Kenner Josmar Mateus Lizarazo, fue una de las víctimas. Su familia, proveniente de Ureña, acudió el domingo para identificar y reclamar el cuerpo.

Kenner trabajaba en zapatería de  Cúcuta. Murió a causa de tres balazos. Las otras  víctimas (colombinas) fueron identificadas  como Ramiro Sánchez, de 24 años; Oscar Armando Carrillo Peña, de  28; Yesimar Alexis Saavedra, de 31, y Melber Hernández, de 27 años.

En Tibú

El mismo sábado en la noche, pero en el barrio La Esperanza, Tibú, el venezolano  OscarElías Barrios Mirabal, de 25 años de edad, fue asesinado por dos hombres que se movilizaban en una moto, y que le dispararon sin ninguna razón cuando conversaba frente a su casa con un amigo. Oscar Elías salió corriendo  pero fue  perseguido y rematado. El amigo resultó herido.

Dos sin identificar

En las últimas horas las autoridades policiales colombianas hicieron el hallazgo de otros dos cuerpos que están sin identificar. Uno de ellos el de una mujer, de entre 35 y 40 años,    en  una zona boscosa del barrio Santa Ana, en la ciudadela Libertad.

El cadáver estaba en estado  de descomposición y envuelto en bolsas negras, selladas con cinta de embalar. Vestía una blusa manga larga blanca con estrellas.

El otro, es el de un hombre en la trocha “La Carbonera”, a orillas de río Táchira. Fue hallado este domingo. Fue golpeado y abaleado en  la cara. Tenía el tatuaje de un rosario en el brazo derecho,  una rosa en el codo, además de letras chinas y una corona tatuadas en el pecho.Se investiga si éste pudiera ser el tercer hombre que el sábado se llevaron de Ureña.

Miriam Bustos