Bio-Bus, el primer autobús que funciona con heces humanas

857

Somos más de 7 mil millones de personas en el mundo, si tomamos en cuenta que todos tenemos la necesidad de ir al baño y que producimos grandes cantidades de excremento: 1) Nos puede dar mucho asco o 2)Podemos reutilizarlo para fabricar combustible limpio. En Bristol, Inglaterra ya circula el Bio-Bus, el primer autobus que funciona con biocombustible fabricado a partir de heces humanas y residuos de comida.

Aunque lo único que venga a nuestra mente cuando pensamos en excremento es el mal olor, el Bio-Bus en realidad puede ayudar a tener una ciudad que huela mejor. La planta de tratamiento en la que se produce su combustible carece de malos olores y el humo que desprende este bus, definitivamente no es negro y apestoso.

Por ejemplo, un autobús a diésel lanza al aire cerca de 40 diferentes tipos de contaminantes tóxicos entre los que se encuentran el arsénico, benceno, formaldehído, óxido de nitrógeno, entre otros causantes del smog. El Bio-Bus reduce sus emisiones contaminantes en un 97% y lo mejor es que la materia prima para su combustible sobra en el mundo.

GENeco, la empresa que fabrica este combustible procesa millones de metros cúbicos de aguas residuales y casi 35.000 toneladas de residuos de alimentos al año. Por medio de digestión anaeróbica se calienta este lodo para crear biometano. Otra planta lo distribuye a cerca de 8.500 casas y el resto se destina a las estaciones de recarga de los autobuses.