Noche de Ronda

194

WINSTON STANLEY, fue un compañero de clases en mis años de secundaria. Cierta vez me impresionó con un legajo de fotos bajo el brazo que historiaba la tragedia del holocausto sufrido por los judíos en los campos de concentración nazis en la II Guerra Mundial….. EL MATERIAL gráfico, dramático, trágico y doloroso, sirvió como testimonio del salvajismo hasta donde puede llegar el ser humano. Él, Winston, era familiar de un funcionario del consulado británico, e hijo de un inglés que le contaba las penurias de la conflagración, en donde la gente moría de hambruna, comía hasta roedores, la concha de las escasas frutas, roía los huesos de los animales, con tal de llevar algo a sus estómagos….. SUS NARRACIONES me parecían extraídas de algún episodio de Kafka o de alguna novela de terror. Después de todo, ninguna de esas tragedias se había experimentado en América Latina. Estaba equivocado….. EN DÍAS PASADOS fui testigo, no solo por lo visto en programas de televisión, sino aquí mismo, en San Cristóbal, como ya muchas personas se han dedicado a hurgar en la basura en procura de alguna sobra de comida para poder alimentarse…. .ANTERIORMENTE eran los llamados “lateros” que buscaban material para venderlos. Ahora son hambrientos que están al acecho de los desperdicios de los restaurantes, de las bolsas de los condominios. No era una película de horror televisivo. Es una realidad lacerante. La desnutrición galopa libremente en numerosas familias pobres. Las madres no saben ya qué inventar para multiplicar el pan para sus hijos. Los padres, desesperados, pues ven que lo que ganan no les alcanza para la comida en el hogar….. SI ALGUNOS podrán justificar lo sucedido en Europa en la locura que duró seis años, de 1939 a 1945, lo que está pasando en nuestras caras no tiene ninguna explicación porque simplemente no estamos en guerra. Da dolor ser testigo del llanto de un bebé porque no tiene la leche de su manutención. Tristeza y más angustia de ver al anciano que apenas apura un mendrugo, ni siquiera de pan, que está muy caro, menos de arepa ante la escasez de harina precocida, y sufrir por la búsqueda en la basura de algo que mitigue el hambre por hombres y hasta jóvenes que buscan saciar la primera necesidad de todo ser humano: Comer……EL VENEZOLANO, según lo señalan estudios recientes, ha bajado entre ocho y nueve kilo de peso en gran porcentaje. La desnutrición infantil se registra en muchos hospitales, hasta varios decesos por este motivo, mientras oficialmente no se habla del asunto, a pesar que al finalizar cualquiera de las cadenas de radio y televisión, “hay gente que aplaude” conforme lo registra el escritor Leonardo Padrón en su artículo de ayer en El Nacional.

………

Y ESTO, es todo por hoy.

………

MENTIRAS  Universales:

“No me preocupo por los tres sustos diarios”.

……..

DIOS, los bendiga, ¿Saben?

VÍCTOR MATOS