lunes 15 agosto, 2022
InicioCosas del Mundo¡Inocente palomita que te dejaste engañar!

¡Inocente palomita que te dejaste engañar!

746 views

El dato

Hoy se festeja en nuestro país, y según el calendario religioso, el Día de los Santos Inocentes


 Humberto Contreras

Esta frase, dirigida a cualquiera de nosotros, y pronunciada con amistoso y hasta cariñoso sarcasmo, nos involucra de inmediato con una vieja tradición nuestra, que, en tiempos de Navidad, hizo pasar agradables ratos a las generaciones anteriores

Si bien es cierto que va perdiendo presencia y se difumina en el tiempo, dado que la juventud actual está inmersa en los cambios sociales de tradiciones y costumbres, siempre se consiguen rastros en algunas familias que seguramente hoy, estarán expresando la frase a algún familiar, vecino, o amigo cercano, en medio de inocentes carcajadas


Este 28 de diciembre se celebra el Día de los Inocentes, en varios países especialmente de habla hispana. Una celebración que conmemoró en sus orígenes un escabroso hecho, supuestamente acontecido hace dos mil años, recién nacido el Niño Dios, y que pasó a ser un día para las bromas sanas, inocentes, así como para la celebración jocosa y colectiva, como la que varios pueblos de Venezuela estarán realizando hoy: La Fiesta de los Locos y Locainas.

Fue hasta hace pocos años, una costumbre tan arraigada, que hasta los medios de comunicación se integraban a la misma, publicando este día, noticias muy llamativas de cualquier género, que solo por su título captaba la atención de sus lectores.

Pero, al final del texto, advertían que la notica era falsa y, jocosamente, lanzaban frases como “Caíste por inocente” o “Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que este día, en nadie debes confiar …” pidiendo luego disculpas a quienes de repente, podrían sentirse molestos. Eso era parte de la popularización de la tradición, que consiste en hacer bromas con la idea de engañar a otros y luego hacerles ver que cayeron en ellas por inocentes. O sea, descuidados o desprevenidos.

Algunas bromas

Se debe procurar que las bromas que se hagan, sean inofensivas y capaces de generar risa, pues la única intención, es sorprender a otros, y pasar un rato divertido. En muchas tiendas se puede adquirir artículos especialmente creados para este tipo de bromas. Algunas “pegas de inocentes” como también se le llama, que se acostumbra hacer este día, son:

Enviar en mensaje de texto, audio o llamada telefónica, una noticia falsa, siempre y cuando esta no sea propicia para causar riesgosa conmoción a quien la recibe. Servir una bebida fría o caliente, con sal. Llamar a alguien, identificándonos como otra persona, para acusarlo o reclamarle por algo que supuestamente cometió.

Entregar una caja, o bolsa, contentiva de algo pesado e inútil, como si fuese un regalo. Modificar la hora de un reloj que podría consultar la víctima, para confundirle. Colocar un objeto o un papel en la espalda de la víctima, sin que se de cuenta.

Matanza de bebés en Belén

El origen de esta actividad, viene como consecuencia de la desventurada decisión del Rey Herodes I, quien se hacía llamar El Grande, rey de Judea, Samaria, Idumea y Galilea, durante los años 37 antes de Cristo, al 4 DC. Fue inclemente con sus enemigos, a quienes eliminaba, pues por su autosuficiencia y egocentrismo, se creía el rey de todos los reyes,

Enterado de que en Belén acababa de nacer el verdadero Rey de Reyes, como lo llamaba el pueblo, su paranoia lo llevó a ordenar a sus soldados que degollaran allí, a todos los bebés menores de dos años, pues no estaba seguro de cuando había nacido Jesús. Además, como señala el pasaje bíblico, Herodes había citado a los Reyes Magos con intención de saber dónde había nacido Jesús, pero un ángel les advirtió de sus intenciones, y ellos desviaron su ruta.

Sin embargo, no se ha comprobado la veracidad de este suceso, que ha sido llamado La Matanza de los Inocentes, pues hay historiadores que señalan, entre otras cosas, la imprecisión de las fechas, que este evento se menciona solo en uno de los evangelios, y tampoco en otros textos de la época, y que para la fecha había muy pocos niños en Belén. Por ello, se consideran que esta historia es una leyenda, o la mala interpretación de otro evento.

En cuanto a celebrar la fecha con bromas y carcajadas, algunos autores indican que con el transcurrir del tiempo, el Día de los Santos Inocentes se fue asociando con la Fiesta de los Locos, que se festejaba también la época navideña, en la Edad Media.

La fiesta de los locos

Una escena de las Fiesta de los Locos y Locainas en nuestro país. (Floto Web)

La Historia recuerda que la Fiesta de los Locos, es una antigua celebración pagana copiada por los cristianos y llevada, por irreverencias, a los templos, como una crítica a los sacrilegios y actitudes impropias de clérigos, diáconos y sacerdotes de aquellos tiempos.

Eran fiestas muy carnavalescas, burlonas e irreverentes, pues invadían las iglesias, y jugaban, bebían, comían en el altar, con canciones sarcásticas y obscenas. Se disfrazaban e imitaban sarcásticamente a los sacerdotes, incluyendo al obispo o al Papa. Alemania, Francia, Inglaterra y España, entre otros países, vivieron estas fiestas hasta el siglo XVI.

En 1444 los doctores en Teología en París condenaron esta celebración, y ordenaron eliminarla por vulgar e irrespetuosa, mientras que San Agustín, ordenó castigar a quienes participaran en ella. Se aplicó luego los concilios que ordenaban destruir y extirpar este desorden y por ello los locos fueron expulsados de los templos.

Sin embargo, la Iglesia incorporó al calendario religioso, la celebración del Día de los Santos Inocentes, al lado de la cual sobrevive la Fiesta de los Locos y Locainas

En Venezuela

Esta tradicional costumbre, la Fiesta de los Locos o Locainas se efectúa también en esta fecha, en varios pueblos de Venezuela, en los Andes, la costa caribeña, los Llanos y Oriente, en una “locura” con la cual se quiere representar la locura sufrida por las madres de los niños asesinados por Herodes.

En la celebración, que se realiza en las calles del pueblo con desfiles, música, disfraces, algarabía y participación masiva de sus habitantes, hombres se disfrazan de mujeres, ancianos de niños y viceversa, con máscaras y vestimentas llamativas, muchos organizados en comparsas, para recordar el día de los Inocentes, una celebración arraigada en nuestro país.

- Advertisment -
Encartado Publicitario