viernes 7 octubre, 2022
InicioDeportesCONTRARRELOJ…

CONTRARRELOJ…

269 views

La victoria del esloveno en la Tirreno Adriático, además de ganar casi todo los departamentos de la segunda carrera en importancia en Italia, después del Giro, es una campanada de alerta de lo que se propone para la temporada 2021.


Por Homero Duarte Corona 

LOS PRODIGIOS DEL deporte, cuando aparecen, dan que hablar en el concierto mundial. LOS HAY en el fútbol, que sucedió con el brasileño Edson Arantes Do Nascimento, bautizado como el Rey Pelé, que debutó en el Mundial de Fútbol de Suecia en 1958, a los 17 años, para luego convertirse en el mejor jugador del mundo de todos los tiempos; después vino el argentino Diego Armando Maradona y en la actualidad el también argentino Lionel Messi, amén de otras jóvenes estrellas que ya empiezan a despuntar. Y EN el ciclismo de ruta, tema de esta tribuna, también los hay, en el pasado y ahora mismo; sería largo enumerar tantas luminarias que han existido a través de la historia dentro del deporte de las bielas, que se remonta desde el siglo 19 y comienzos del 20 con la aparición de las tres grandes carreras del mundo: Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España. VIENE A colación el comentario, producto de lo que viene ocurriendo en los tres últimos años, el nacimiento de grandes luminarias que ya están dando que hablaron en el contexto universal. POR TRATARSE de un ciclista de nuestro continente, el colombiano Egan Bernal (Ineos), ganador del Tour de Francia de 2019, para ese momento con 22 años, se convertía en el más joven en los 110 años del magno evento galo en ganar la prueba, desde Francois Faber en 1909. NO PUDO repetir al año siguiente el neogranadino nacido en Zipaquirá, departamento de Cundinamarca; se apareció otro as joven, el esloveno Tajadej Pogacar, que restándole un día para cumplir 22 años, se coronó campeón del Tour de 2020, después de quitarle el manjar de la boca a su compatriota Primoz Roglic en la penúltima etapa, una contrarreloj individual. YA HABIA enseñado los dientes en 2019 el joven corredor, hizo podio en la Vuelta a España, fue tercero. DE CARA a la temporada 2021, que pese a las restricciones por la pandemia del covid-19, ya Pogacar le está diciendo al mundo que llegó para quedarse, ser el número uno del universo a pesar de sus 22 años a las espaldas. APENAS CONCLUYÓ este martes la carrera italiana Tirreno Adriático, la segunda en importancia después del Giro, y allí estuvo presente de cuerpo entero la figura de Pogacar, defensor de los colores del equipo UAE Emirates, ganó casi todo: campeón individual con 26:24:59, superando por 1:03 a su escolta Woot Van Aert (TJU) y por 3:57 al español Mikel Landa. EGAN BERNAL (INEOS), en una excelente presentación terminó de cuarto a una diferencia de 4: 13 del ganador, perdiendo el podio por apenas 16 segundos. CASI ARRASA Pogacar en la justa itálica, al triunfo individual en la clasificación general, se sumó el título de la montaña con 24 puntos y el de los Jóvenes, mientras que en el renglón de los Puntos fue segundo, superado por Woot Van Aert. EL PROPIO Pogacar y Bernal, ganadores del Tour de Francia en los dos últimos años, le están diciendo al mundo del ciclismo de ruta que la revolución de los jóvenes está presente en las grandes carreras por etapas del planeta Tierra. ESTA DUPLA, de 22 y 23 años respectivamente, estarán peleando cabeza a cabeza los lugares cimeros de las principales carreras de la temporada 2021, en las que coincidan; donde si bien es cierto ambos ya están etiquetados como estrellas del ciclismo de ruta, pese a su juventud, tendrán al frente rivales de mucho peso, corredores muy laureados, con varios años incursionando en las principales carreras del globo terráqueo, especialmente del continente europeo. LA AFICIÓN de cualquier rincón del mundo donde hayan amantes del ciclismo de competencia, tiene que empezar a ubicarse en “primera fila” para ver de cerca a sus ídolos, la crema y nata de los cinco continentes. ************************************************* PARA INGRESAR A TERRITORIO patrio, las últimas novedades, destacando la Convención Nacional de la Federación Venezolana de Ciclismo (FVC), programada para este sábado a partir de las 10 de la mañana en la ciudad de Valencia, capital del estado Carabobo. ELIEZER ROJAS, presidente del ente federativo, dijo que el evento tendrá todas las medidas de bioseguridad exigidas por el gobierno nacional y contará con la asistencia de la junta directiva en pleno de Feveciclismo, además de los presidentes de las Asociaciones que estén legalmente constituidas, comisarios de ruta y pista, jueces motorizados, ciclistas, invitados especiales y medios de comunicación hablados, escritos y televisivos. ELIÉZER ROJAS tomará la vocería para dejar formalmente instalada la Convención y de inmediato dará a conocer el informe de la gestión 2020 y como cierre la inscripción para la elaboración del calendario de cada una de las pruebas de pista y ruta de 2021. EL GRAN reto para las máximas autoridades del ciclismo nacional tiene que ver con el regreso de muchas carreras, clásicos y vueltas que hasta hace unos años tenían un nombre bien ganado en el contexto nacional e internacional, pero ante la crisis del país, aunado a la pandemia del covid-19, desaparecieron. LA VUELTA Ciclista a Venezuela y la Vuelta al Táchira en Bicicleta, a duras penas lograron sobrevivir el año pasado, gracias al apoyo del gobierno nacional a través del Ministerio del Deporte, pero con recorridos bastante pobres, especialmente el Giro Nacional, que apenas tuvo seis etapas, la casi totalidad en territorio carabobeño. RESPECTO AL Giro Andino, en lugar de diez etapas como había sido tradición desde su creación, incluso hubo ediciones que se disputaron una docena de etapas, pero sin desentonar. ESTE AÑO y pese a lo que se presagió en principio, la no celebración; hubo un golpe de timón por parte de un grupo de cabezas pensantes, encabezadas por el presidente de la Asociación Tachirense de Ciclismo, William Rodríguez, el diputado Julio García Zerpa y el politólogo Luis Díaz, quienes lograron montar una edición 56 por todo lo alto, con la presencia de 13 equipos extranjeros y 14 nacionales para un récord de participantes, calidad y cantidad. QUE EL ciclismo de competencia, de ruta y pista vuelva por sus fueros, dependerá de la pandemia por un lado, que baje la curva de contagios y por la otra, que el país salga a flote en lo económico, porque de lo contrario, la situación se mantendrá igual o peor. DEL ENTE público y privado depende que el ciclismo tenga un respiro, que la afición del país pueda volver a ver las tantas competencias del pasado reciente, que sumado a la Vuelta a Venezuela y Vuelta al Táchira, también se disputaban, la Vuelta a Trujillo, la Vuelta a Mérida, justa que este año resucita, Vuelta a la Zulia, Vuelta a San Cruz de Mora, Vuelta a Barinas y Vuelta a Oriente, entre otras. AQUÍ EN el Táchira, sumado al Giro Andino, aún sobrevive la Vuelta o Clásico a Bramón, mientras que ell Clásico la Consolación y la Vuelta de la Juventud de Colón, llevan un par de años que no ven luz.

- Advertisment -
Encartado Publicitario