Corea del Sur le quitó el sueño a Ecuador

236
(Foto/EFE) Corea del Sur irá a la final de la Copa del Mundo Sub 20.

(Redacción) Ecuador se quedó a las puertas de jugar la final del Mundial Sub-20. Corea del Sur venció por 1-0 con un gol de Choi Jun cerca del descanso y acabó con el sueño de la Tricolor, que sufrió el rigor táctico y defensivo de su rival y no pudo brillar en la faceta ofensiva como había sucedido en los dos anteriores rondas del torneo. La selección asiática luchará por el título ante Ucrania y los hombres de Célico intentarán obtener el puesto frente a Italia este viernes.

La primera parte dejó un duelo muy nivelado, en el que Ecuador trató de llevar la iniciativa pero sin la fluidez y precisión necesarias para batir a un entramado defensivo del más alto nivel. Las ayudas constantes en el trabajo defensivo, la manera de cerrar cada espacio generando superioridades y la alta disciplina del equipo asiático impidieron a los jugadores de Célico generar peligro.

Además, Corea pudo demostrar su verticalidad con varios acercamientos peligrosos. Lee Kangin llevaba la manija y con varios pases entre líneas inquietó el área de la Tricolor. No obstante, la primera gran ocasión del duelo fue para Campana, cuando pasada la media hora dejó un control exquisito con la espuela y mandó una volea al larguero.

Pero como el fútbol, y más en estas instancias, es cuestión de detalles, hubo uno importante que benefició a Corea. Plata se despistó en una falta lateral que botó Lee Kangin y Choi Jun pudo controlar en el área y batir a Ramírez con un remate ajustado.

La segunda parte inició con un remate desviado de Alvarado y con un dominio absoluto de Ecuador. Al menos en cuanto a la posesión, porque pasaban los minutos y la defensa surcoreana se mantenía tan firme como en la primera mitad.

Además, con el paso de los minutos, según el duelo se abría, Corea empezó a hacer daño a la contra. Cho Young-Wook contó con una gran oportunidad con un disparo desde la frontal. Cuando se alcanzó el minuto 70 Palacios gozó de la mejor ocasión con un zurdazo que tomó efecto hacia la escuadra. Hasta ahí voló el arquero para enviar a córner.

Célico tardó en realizar el primero. Cuando apenas quedaba un cuarto de hora entró Segura por el capitán Espinoza. El equipo estaba muy fatigado y costaba desequilibrar. Además, el cansancio provocaron errores poco habituales en los pases. Los centros laterales no llevaron buena dirección y el partido acabó con la sensación de que Ecuador no sería capaz de marcar aunque el partido se alargase durante horas.

En el descuento Porozo marcó pero la acción quedó invalidada por fuera de juego anterior, decisión que el colegiado corroboró. Ya con el tiempo superado, Campana cerró el Mundial con la opción de marcar. Un cabezazo perfecto que el arquero sacó de manera milagrosa. No era el día.