miércoles 6 julio, 2022
InicioDeportesCuando "La Roja" volvió a sonreír

Cuando “La Roja” volvió a sonreír

101 views

Madrid, España (AFP)– Semifinalista de la Eurocopa y subcampeona de la Liga de Naciones, la selección española ha vuelto a recuperar en 2021 la ilusión perdida en los últimos años desde la debacle en el Mundial de Brasil-2014.

“Me he quitado una mochila de 100 kilos”, decía en noviembre el seleccionador español, Luis Enrique Martínez, después de certificar el pase directo al Mundial de Catar-2022 tras ganar a Suecia 1-0 en un partido en Sevilla.

“Hoy cerramos un ciclo que empezamos antes de la Eurocopa, con muy poca gente en el estadio y sin el apoyo que hoy sí hemos sentido”, dijo Luis Enrique tras ese partido.

El encuentro rubricó la nueva conexión de la Selección con los aficionados, que empiezan a soñar de nuevo con gestas como el Mundial de 2010 o las Eurocopas de 2008 y 2012, después de haber caído en la fase de grupos en Brasil, en octavos en Rusia-2018 y en la Eurocopa de 2016.

“Es un motivo de alegría que lo que hacemos guste a la gente”, añadió Luis Enrique, quien volvió al banquillo de la Roja en noviembre de 2019 tras su alejamiento por la muerte de su hija Xana debido a un cáncer.

Juventud y veteranía

Desde entonces Luis Enrique ha ido formando un grupo joven apoyado en la veteranía de hombres como Sergio Busquets o Jordi Alba, pero dejando claro quién está al mando, como cuando prescindió del lesionado capitán Sergio Ramos para la Eurocopa, siguiendo su filosofía de llevar sólo a los que más en forma estén.

“Al Mundial vamos a llegar bien, con gente muy joven y gente veterana que ya ha jugado muchas cosas. El futuro es esperanzador”, dijo el seleccionador español.

A Luis Enrique no le ha temblado el pulso a la hora de confiar en jóvenes jugadores como los centrocampistas del Barça Pedro González ‘Pedri’, flamante premio Golden Boy al mejor jugador menor de 21 años, o Pablo Martín Paéz Gavira ‘Gavi’.

Una inyección de sangre nueva necesaria para la evolución del juego español, que algunos han bautizado como ‘tiqui-casta’, la mezcla entre su tradicional juego de pases (tiqui-taca) y el sacrificio que conlleva el estilo de Luis Enrique, con presión asfixiante en todo el campo.

“Estamos a un año de Mundial y cuando la selección ha conseguido algo ha sido con un sello parecido al actual, con buen juego y jugadores que dominan los partidos de cabo a rabo”, aseguró el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales.

Derrotas clave

Un juego que ha dado frutos en este último año 2021 en que la Roja ha disputado 18 encuentros de los que ha ganado 11 y sólo ha perdido tres, aunque dos de ellos fueron clave.

Entre estas derrotas figuran la final de la Liga de Naciones contra la campeona del mundo Francia 1-2 y la semifinal de la Eurocopa en los penales contra Italia (3-5), a la postre ganadora de la competición continental.

La Roja se vengaría posteriormente superando a los italianos 2-1 en la semifinal de la Liga de Naciones.

Luis Enrique aseguró que en la Eurocopa no vio a ninguna selección superior a una España cuyos jugadores son una piña en el vestuario, lo que ha ayudado a lograr sus objetivos.

Criticado de inicio por sus constantes cambios (ha convocado hasta a 43 jugadores), Luis Enrique parece haber dado con un grupo homogéneo con nombres como Unai Simón en la portería, Sergio Busquets en la medular o Mikel Oyarzabal y Álvaro Morata en la delantera, entre otros.

“Nuestra fuerza es el grupo, es el equipo”, aseguró Luis Enrique, que mira con optimismo a Catar, próximo gran paso de la Roja, que también  cuenta con un buen vivero en sus categorías inferiores.

Y es que la Rojita, para completar el buen rendimiento de sus mayores, se proclamó subcampeona olímpica al caer en la final de Tokio-2020 ante Brasil 2-1.

- Advertisment -
Encartado Publicitario