domingo 26 junio, 2022
InicioDeportesFUTGOL....

FUTGOL….

250 views
Lo sucedido frente a Brasil fue una campanada , una especie de abreboca de lo que estaba por venir, que llegó al clímax con el triunfo ante Ecuador, 180 minutos y un poquito más de una selección Venezuela que emociona e ilusiona . Ojalá que Leonardo González, emule el buen trabajo de sus colegas Richard Páez Monzón y César Farías, lleve a la Vinotinto hasta donde la afición nacional está esperando hace tiempo, clasificar a una Copa Mundo del fútbol.


Por Homero Duarte Corona

UNA ESPERA de once meses para que la selección Venezuela volviera a obtener su segundo triunfo en el marco de la eliminatoria Sudamericana con miras a la Copa Mundo de Fútbol Qatar 2022. LA PRIMERA sumatoria de tres fue en noviembre del año pasado en el estadio Olímpico de la Ciudad Universitaria de Caracas, ante Chile, por 2-1, el 17 de noviembre de 2020, en la era del entrenador portugués José Peseiro. PRODUCTO DE la pandemia del covid-19 comenzando la segunda quincena de marzo de 2020, fueron suspendidas las fechas 5 y 6 y reprogramadas en forma conjunta en las jornadas 10 y 11. EN MEDIO de una sequía de triunfos, de casi un año, sin duda que alegra una enormidad la victoria frente a Ecuador, pues se logra mostrando otra fisonomía la Vinotinto, dejando buena impresión el corto trabajo realizado hasta ahora por el técnico interino Leo González, que empezó ante Brasil el pasado jueves, que pese al revés por 1-3, marcador mentiroso de acuerdo a lo mostrado por el combinado patrio que inició ganando con  tanto de Eric Ramírez ante centro de Yeferson Soteldo. PARA RATIFICAR que lo enseñado frente el líder e invicto Brasil no fue producto de la casualidad, sino que ya empieza a verse el trabajo del técnico trujillano Leo González y su asistente Pedro Verá, corroborado tres días luego con el triunfo ante Ecuador por 2-1. NO SALIÓ la Vinotinto del foso de la tabla y a 8 puntos del quinto lugar, puesto de repechaje que ocupa Colombia con 15 unidades, no obstante queda como consuelo que se pueden seguir arañando puntos en la misión de no quedar tan mal parada en esta eliminatoria e ir pensando en la Copa Mundo 2026, programada en tres sedes conjuntas: Estados Unidos, Canadá y México.
***********************
LUEGO DE LAS dos buenas presentaciones de la selección nacional contra Brasil y Ecuador, buena parte de la crítica especializada, aunado a muchos aficionados a lo largo y ancho de la geografía nacional, son del criterio que el técnico Leo González debe quedarse en el banquillo hasta terminar la eliminatoria. LA DISCUSIÓN radica a partir de ahora si en verdad el estratega criollo tiene los pergaminos para dirigir una selección en la que militan jugadores con un nombre bien ganado en el país y el exterior.
PERO QUÉ viene para la Vinotinto, le restan siete partidos, para 21 puntos, de estos compromisos cuatro son en carretera: Chile, Ecuador, Uruguay y Argentina; y en casa: Perú, Bolivia y Colombia, que será el cierre de la eliminatoria el 29 de marzo de 2022. PARA UNA hipotética aspiración, al menos el repechaje, tendría que ganar los siete encuentros y ligar por malos resultados por quienes le anteceden. DEFINITIVAMENTE EL seleccionado patrio está eliminado o esperar por el milagro para alcanzar el objetivo. DOS TAREAS a cumplir a partir de ahora, terminar esta eliminatoria lo mejor posible, no quedar en el oscuro sótano, el último lugar, por un lado; y por el otro, que la dirigencia estudie con cabeza fría la situación del cuerpo técnico , si se ratifica a Leo González y su asistente Pedro Verá, se apela a otro técnico nacional más aquilatado o se contrata a un entrenador del exterior. UNA PAPA caliente para los señores  de la a Federación Venezolana de Fútbol, que luego de lo sucedido con José Peseiro, la no cancelación de su trabajo, una deuda de 14 meses, que lo más seguro se llegó a un acuerdo con el míster lusitano, porque de lo contrario ya el fútbol nacional a nivel internacional estuviera en problemas con la FIFA. PARA RETROCEDER la historia, principios de la nueva centuria, el 2001, cuando el médico y entrenador Richard Páez Monzón tomó las riendas de la Vinotinto ante la desaparición física del profesor José Omar Pastoriza, el fútbol nacional dio un vuelco, lo pregonado desde su era de jugador, cambiarle la cara al país futbolero, quitarle el estigma de “cenicienta”, se hizo realidad, Páez Monzón efectivamente le lavó el rostro a nuestro balompié en el concierto internacional. SU SUEÑO de clasificar al país por primera vez a una Copa Mundo no se hizo realidad, una lástima grande, pues pudieron más las peleas intestinas, trayendo consigo la renuncia del entrenador criollo. DESPUÉS VINO otro nativo, César Farías, muy criticado por su juventud y la falta de experiencia y recorrido, argumentos que el propio técnico las echó por tierra ante el buen trabajo cumplido, pero sin que lograra el objetivo clasificatorio. UN PASO fugaz de Noel Sanvicente, pese a la buena carta de presentación al frente de clubes nacionales, relevado por Rafael Dudamel, que dejó huella al conseguir un subtítulo mundial con la selección Sub 20 en Seúl, Corea del Sur en 2017. EL JOVEN entrenador renunció a la selección antes de comenzar la eliminatoria con miras a Qatar 2022, se fue a Brasil a dirigir a la Primera División, el Atlético Mineiro, sin suerte, tampoco en Chile y ahora dirige en Colombia, está al frente del Deportivo Cali. LA CACAREADA contratación de un segundo director técnico extranjero, luego del paso de José Omar Pastoriza, y ante el fracaso de traer al argentino Jorge Sampaoli, se firmó al portugués José Peseiro, quien hizo de asistente de su compatriota Carlos Queiroz en el Real Madrid. LA HISTORIA de Peseiro, su salida abrupta es bien conocida por el país deportivo.
******************
APARECE EN EL panorama Leonardo González, director técnico de recorrido en el fútbol rentado nacional, sin ninguna experiencia a nivel de selecciones, pero como carta aval su seriedad y profesionalismo. JORGE JIMÉNEZ, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol conoce muy bien a Leo González y su asistente Pedro Vera, trabajó con ellos en el Deportivo Lara, club crepuscular del cual el mandamás del ente federativo es accionista. INCREDULIDAD ENTRE la crítica especializada y aficionados, por el interinato del entrenador nacido en Valera. DERROTAS CONSECUTIVAS frente a Argentina, Perú, Paraguay y Brasil, pero sin dar pena, más bien osadía e irreverencia por parte de Leo González, una campanada del cambio experimentado por la Vinotinto en tampoco tiempo con el técnico. Interino, especialmente con lo mostrado ante el coloso Brasil. POR PRIMERA vez se estuvo ganando a la “Canarinha” por 1-0 hasta el minuto 70, enseñando fútbol de conjunto y con buenas individualidades. LOS CAMBIOS y el parpadeo en la zona defensiva echó por tierra lo que pudo ser un resultado histórico. SE PERDIÓ al final por 1-3, resultado mentiroso, porque en honor a la verdad la Vinotinto jugó un excelente partido, jamás se sintió inferior a una nación pese al rico palmarés conque cuenta, el más importante 5 títulos mundiales, que es mucho decir. CUATRO REVESES en fila, el examen para la dupla trujillana González-Vera, sin embargo fue en el cuarto partido, ante Brasil, que se puso de manifiesto el trabajo del cuerpo técnico “Valerano”, la excelente presentación del pasado jueves ante el líder invicto de la eliminatoria Sudamericana. EL PRÓXIMO rival Chile, en Santiago, juego de vuelta, la revancha de lo sucedido en la primera vuelta, primer triunfo en la eliminatoria por el combinado patrio, un 2-1 en Caracas. PARA El choque en la capital austral no estarán en la convocatoria el defensor Chancellor, tampoco Yeferson Soteldo, Junior Moreno y Josuá Mejías. SI El cuerpo técnico interino logra un buen trabajo hasta el final de la eliminatoria, que se vea el cambio de la selección, que mostró destellos frente a Brasil y Ecuador, lo más saludable es que se estudie bien la situación a la hora de pensar en un cuerpo técnico extranjero.
- Advertisment -
Encartado Publicitario