miércoles 8 diciembre, 2021
InicioDeportesLargo y tortuoso camino de Messi y el PSG hacia la...

Largo y tortuoso camino de Messi y el PSG hacia la Copa europea

178 views

Brujas, Bélgica (AFP) Las expectativas eran tan altas alrededor del primer partido en el que coincidían las tres estrellas del París SG (Messi, Neymar y Mbappé), que la decepción por el pobre papel ofrecido en Brujas (1-1) estaba a la altura y demuestra que el camino prometido hacia la gloria europea será largo y tortuoso.

Más de un mes después de que Messi abandonase Barcelona con rumbo a París llegó el momento que todos los aficionados al fútbol esperaban: ver en acción y en el mismo equipo a los Tres Mosqueteros del PSG.

Pero Messi, Neymar y Mbappé parecieron mostrar en Brujas que aún no han asimilado aquella divisa de los Mosqueteros de «Uno para todos y todos para uno».

En los 51 minutos que coincidieron en la cancha (Mbappé tuvo que retirarse con problemas en un tobillo), los tres astros estuvieron lejos de deleitar con sus acciones a los aficionados. «Fantasmagórico», titula este jueves L’Equipe, dejando claro que el tridente fue una sombra de lo que se espera.

Messi apenas dio dos pases a Mbappé y recibió uno del francés, llegando a combinar más con dos defensas como Achraf Hakimi y Marquinhos que con su compañero de delantera, según los datos oficiales de la UEFA.

– Primer partido como titular –

Para el argentino fue no solo su primer partido como titular con el PSG, sino que también era la primera vez que se reencontraba con Neymar, al que sustituyó contra el Reims en sus únicos minutos jugados desde que llegó al equipo de la capital gala.

Los dos astros del fútbol sudamericano ofrecieron algún destello de la conexión que había maravillado en Barcelona hace unos años, como una doble pared que Messi acabó con un remate alto (minuto 70), pero tampoco llegaron a imponerse a la férrea defensa belga.

Entre ambos combinaron en 30 acciones, pero sin pólvora. Neymar ni siquiera chutó a portería; Messi sí lo probó, con hasta cuatro disparos, pero sin fortuna, estrellando incluso uno en el larguero al comienzo de la segunda parte.

- Advertisment -