Mariano Rivera en el Salón de la Fama

91
Foto: AFP                           El taponero de los Yanquis de Nueva York no demoró tiempo para ingresar al Salón de los Inmortales. (Foto/Getty Images/AFP)

Cooperstown, Estados Unidos .AFP | El panameño Mariano Rivera y el boricua Edgar Martínez fueron exaltados este domingo al Salón de la Fama de las Grandes Ligas de béisbol luego de recibir su placa de pertenencia al nicho de los inmortales de ese deporte.

Rivera coronó así un largo camino que comenzó muchos años atrás en un pueblito pesquero de Panamá y lo llevó a convertirse en el mejor relevista de todos los tiempos.

El canalero fue el primer jugador elegido por votación unánime de los miembros de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA).

Además de ‘Mo’ y el boricua Martínez, fueron exaltados Mike Mussina, Lee Smith, Harold Baines y el fallecido Roy Halladay.

«Ser el primer seleccionado de manera unánime y que haya sido un latino es un reconocimiento al trabajo arduo que nosotros hemos hecho. Eso me dejó entender que lo que nosotros hacemos lo miran y es valioso», subrayó Rivera, ganador de cinco anillos de Serie Mundial con los Yankees (el equipo tiene 27 títulos de Clásico de Otoño).

Entre las grandes hazañas de Rivera se encuentran cinco Series Mundiales, Jugador Más Valioso en una de ellas (1999) y en el Juego de las Estrellas de 2013, además de líder absoluto en rescates (652).

«Cuando terminó mi carrera miré atrás y dije: ‘Quizás tenga la oportunidad de entrar al Salón de la Fama, que ese sueño se haga realidad'», recordó.

«Para mi Panamá querida, algo especial que aprendí a hacer siempre donde iba era representar a Panamá. Gracias a todo el pueblo de Puerto Caimito que me escucha y me están viendo, a todos los niños que me ven ahora en TV en Panamá, los amo mucho», dedicó Mariano en español en su discurso.

El panameño fue uno de los miembros especiales de los Yankees de finales de los 90 e inicios de este siglo, junto con Derek Jeter, Andy Pettitte y el boricua Jorge Posada, todos retirados.

Con su dominante recta cortada, su especialidad a la hora de lanzar, Rivera dejó un récord histórico de 652 salvamentos en 19 temporadas con los Yankees, además de 42 rescates en playoffs.

Martínez, también una leyenda

Por su parte, Martínez acumuló en su carrera 1.219 anotadas, 2.247 hits (514 dobles y 309 jonrones), 1.261 impulsadas y 1.283 bases por bolas en 2.055 partidos. Además, participó en siete Juegos de las Estrellas y ganó cinco Bates de Plata.

La votación de selección en enero arrojó los siguientes resultados: Rivera unánime, Martínez y el exlanzador y fallecido Halladay (85,4%), y Mike Mussina (76,7%). Harold Baines y Lee Smith fueron elegidos por un comité especial de veteranos en diciembre.

Mussina se retiró luego de 18 años como ligamayorista con 270 triunfos y 153 fracasos con Baltimore (10 años) y los Yankees (ocho años), con 2.813 ponches y 3,68 de efectividad.

Además, fue cinco veces All-Star y ganó siete Guantes de Oro.

Por su parte, Halladay fue ocho veces al Juego de Estrellas y ganó dos premios de pitcheo Cy Young (Liga Americana 2003 con Azulejos y Liga Nacional 2010 con los Filis). Terminó con récord de 203-105 y en el 2010 fue protagonista del vigésimo juego perfecto en la historia frente a los Marlins. Falleció en un accidente aéreo el 7 de noviembre del 2017.

Baines fue elegido seis veces al Juego de Estrellas y ganó un anillo de Serie Mundial en el 2005 cuando los Medias Blancas del entonces mánager venezolano Ozzie Guillén se coronaron sobre los Astros de Houston, que jugaban en esa época en la Liga Nacional.

El taponero Smith jugó con varios equipos y fue elegido siete veces All-Star. Terminó su carrera con 478 salvamentos.