martes 17 mayo, 2022
InicioDeportesMiguel Cabrera conecta hit tres mil y allana el camino al Salón...

Miguel Cabrera conecta hit tres mil y allana el camino al Salón de la Fama

158 views

Sábado de historia, por la tarde. Escenario, el Comerika Park y con 37.566 fans como testigos de lo que sería la hazaña de un pelotero venezolano que a los 39 años, recién cumplidos, obtiene su mejor regalo.

Lo que no se pudo el jueves, ni el viernes, esperó para un día sábado de mucha alegría, con un estadio repleto para la serie entre los Tigres de Detroit y Rockies de Colorado, como visitantes, y otro venezolano, Antonio Senzatela, predestinado para escribir su nombre en la historia.

Miguel Cabrera, bateando en condición de designado, logró buen contacto a un lanzamiento en recta y la pelota se fue en línea al jardín de la derecha para lograr el hit tres mil de su carrera y entrar a formar parte de un selectivo grupo que solo conforman 33 jugadores de las Grandes Ligas.

Una vez se logró la conexión, las tribunas estallaron en aplausos y la algarabía se apoderó del diamante. El compromiso se detuvo por varios minutos, mientras que el héroe de la tarde recibía las felicitaciones de sus compañeros, del propio manager de los bengalíes y de sus familiares. que acudieron al escenario para formar parte de la historia.

En el compromiso, el venezolano conectó de 4-2, con dos impulsadas y una anotada, y cerró el compromiso con la victoria de los Tigres de Detroit 13×0, cargando con la derrota el nativo de Maracaibo, Antonio Senzatela. Su nombre estará en el libro de récords de Grandes Ligas. cuando se escriba que sobre uno de sus lanzamientos su compatriota Miguel Cabrera conectó al jardín de la derecha para el sencillo 3.000 de su carrera.

Para la segunda confrontación entre ambos equipos, Cabrera fue colocado como bateador designado, sin conectar en tres presentaciones. Este juego, de una serie de dos, fue ganado por los Rockies de Colorado con pizarra de 3×2.

 Polémica

La historia no se escribe muy fácil. Miguel Cabrera ha debido sortear una serie de contratiempos para alcanzar sus objetivos. En la temporada del 2021 se concentró en llegar a los 500 batazos de circuito completo, hazaña que consiguió el 23 de agosto frente a los Azulejos de Toronto, y bajó la presión en esa temporada, dejando los sencillos para el siguiente año. Cerró la campaña con 2.987 imparables, a 13 de los 3.000, tarea que se aplazó para el 2022.

La temporada del presente año, por una serie de contratiempos, la huelga de peloteros, los encontronazos con el comisionado y los rechazos de los dueños de equipos, pospuso la fecha inaugural, señalada para el 31 de marzo, y se llevó al 7 de abril, luego de los acuerdos entre las partes en conflicto.

Luego de la conexión, Miguel Cabrera recibió la pelota del sencillo que lo impulsa al Salón de la Fama. (Foto: AFP.)

Cabrera cumplió su trabajo de preparación. Se consideró como uno de los más afectados por el conflicto laboral, por las ansias de estar parado frente a los lanzadores y buscar chocar a terrenos de nadie.

Finalmente, se anuncia el inicio de campaña. Desde jueves 7 de abril, los seguidores del maracayero no pierden de vista sus presentaciones. Son los más animados a estar presentes en los estadios adonde se movilizan los Tigres para apoyar al ´Tigre´ de Maracay.

La cuenta regresiva se presenta. En la tercera semana de competencia, llega una serie de tres compromisos frente a los Yanquis de Nueva York. Descuenta la cifra y el día jueves se coloca a un sencillo de la cifra deseada.

El béisbol, como todo juego de equipo, tiene sus estrategias. En ese compromiso del jueves, los Yanquis de Nueva York pierden con pizarra de 3×0 y Cabrera no ha podido ligar el batazo. Las miradas en el próximo turno. Cierra su presencia con 3-0, un boleto y dos ponches.

Lo que está por suceder siempre ocurre y los Yanquis de Nueva York no era el equipo predestinado para que el venezolano de 39 años les conectara el ansiado batazo. En el octavo episodios y con par de corredores en las bases, uno en segunda y otro en tercera, el mánager de los “mulos”, Aaron Boon, desde la cueva lanza la seña al receptor para que otorgue boleto intencional a Cabrera y congestionar las almohadillas. Los parciales de Detroit explotan en las tribunas y muchos comentaristas crearon la polémica sobre la decisión del mánager.

Unos de acuerdo con esa decisión, y otros no creen en esa acción. Posteriormente, en tiempo de calma y comprensión, se entiende que Boone toma la determinación porque su lanzador enfrenta a un bateador peligroso y lo demuestra esa cifra de 500 jonrones y 2.999 imparables y no quería que un batazo de Cabrera le abultara la pizarra, aumentara las carreras. La historia se escribe y sería entonces frente a Rockies de Colorado el día del gran juicio.

Y ocurrió ese sábado, por la tarde. Frente a un muchacho de Maracaibo, como designado para abrir el primer compromiso de una serie de cuatro juegos. Doble jornada sabatina, dividiendo honores, uno para los rayados 13×0 y el otro para los rocallosos 3×2. El sencillo tres mil frente a Senzatela, y Miguel Cabrera abriendo camino a Cooperstown.

Miguel Cabrera, el muchacho del barrio La Pedrera de Maracay, que el pasado lunes arribó a 39 años, se presentó con un récord de 20 campañas en las Mayores, 15 de ellas con los Tigres de Detroit, once presentaciones al Juego Todos Estrellas, dos premios al Jugador Más Valioso; bateó su jonrón 500 el 22 de agosto del 2021 y al concluir esa temporada se colocó a solo trece imparables de los tres mil y esperó hasta el sábado 23 de abril para lograr la hazaña.

Une su nombre a los de Hank Aaron, Willie Mays, Eddie Murray, Rafael Palmeiro, Albert Pujols y Alex Rodríguez. Es el primer venezolano en alcanzar la cifra y deben pasar muchos años para que un compatriota llegue a la cifra.

No ha sido fácil la tarea. Su objetivo más importante ahora es colocar su nombre en la lista de aspirantes a ingresar al Salón de la Fama, objetivo que en estos momentos persigue el infielder Omar Vizquel, a quien se la ha puesto cuesta arriba por una serie de razones que no viene al caso señalar.

Se espera que Cabrera se mantenga unas dos temporadas más en las Mayores. Su trabajo como bateador designado le permite esa oportunidad, por cuanto puede evitar lesiones, ya que jugando en otra posición estaría más propenso a sufrir cualquier percance.

Dos años con una buena cantidad de turnos. donde podrá conectar más jonrones, sencillos, impulsar y anotar carreras, recibir boletos, lo que abultará su palmarés, numeritos envidiables para quienes vienen en persecución de cifras por demás interesantes. Miguel Cabrera, el único venezolano en sumar más de 500 jonrones y 3.000 imparables, tiene un puesto asegurado en el salón de los inmortales. Su trabajo durante veinte años lo justifica. Usa tapaboca.

Gustavo Carrillo

- Advertisment -
Encartado Publicitario