¡No llores por mí, Argentina!

567
(Foto/La Nación) Messi continúa sin conseguir algo importante con su selección.

El mejor partido de lo que va de Copa América se apreció anoche. Lastimosamente, un solo conjunto debió pasar; el seleccionado brasileño se quedó con el boleto para la gran final de la Copa América 2019 al derrotar por 2 goles a 0 a su similar de Argentina.

Gabriel Jesús al 18´, y Firminho al 80´, se encargaron de matar las aspiraciones argentinas, para cambiarlas por la oportunidad de que su selección sea profeta en su propia tierra, y este domingo, podría estar alzando el título en el mítico Maracaná.

Un electrizante duelo, desde comienzo a fin, deleitó a los asistentes al Mineirao, quienes regocijados de gozo, por la victoria del equipo anfitrión, animaron el duelo con cánticos de «eliminados» y «olé» hacia la Albiceleste.

Todo comenzó gracias a una hermosa jugada en colectivo, en donde participó Dani Alves, quien a sus 36 años de edad fue uno de los mejores del juego. Firminho terminó recibiendo el esférico por la banda derecha y pasó al centro del área argentina, en donde esperaba Gabriel Jesús para mandarla a guardar.

La Albiceleste no se amilanó y a pesar de haber tenido un mal comienzo se la jugó por el resto del partido. Esta vez Messi si apareció; buscó inquietar de la Canarinha haciendo gala de sus brillantes habilidades con el balón en los pies, pero sin lograr vulnerar el arco de Alisson.

Para la segunda mitad, los gauchos salieron con mayor ímpetu. Siendo mucho más que los amazónicos, y estando en su mejor momento, llegó la segunda diana de la Verdeamarelha, luego de un majestuoso contragolpe originado por Gabriel Jesús, que tras recibir golpes argentinos pudo ingresar al área rival y habilitar a Firminho, devolviéndole el favor del primer gol. El «9» del Liverpool solo tuvo que enviarla a las redes contrarias.

Desgraciadamente, la nota discordante la puso el principal del encuentro, quien con sus malos juicios perjudicó la tranquilidad del juego, incluso, se vio inclinada la balanza hacia el lado local, muestra de ello fue el hacer caso omiso al uso del VAR ante una clara falta en el área carioca, representando un claro penal para el colectivo sureño.

Así pues, Brasil se convirtió en el primer finalista de la Copa América 2019, y espera por conocer a su próximo rival, el cual saldrá del ganador del duelo de mañana entre chilenos y peruanos.

Por su parte, Argentina quedó para disputar el mal llamado «partido de los perdedores», es decir, el del tercer y cuarto lugar, a disputarse este sábado.

Brasil es finalista, e irá para la magna cita dominguera en el Maracaná. (Favio Hernández)