lunes 26 septiembre, 2022
InicioDeportesReflexiones Deportivas

Reflexiones Deportivas

275 views

Hay que saber perder 


PEDRO VÁSQUEZ


La jornada del sábado fue aleccionadora. Panteras Máster +60 perdió por tres puntos la oportunidad de disputar una final en su primera incursión en tierras colombianas. Los pases malos, la ausencia de suficientes condiciones físicas, la falta de experiencia en este tipo de competencias más un poco de mala fortuna no le permitieron jugar el domingo.

Y entonces pues hay que saber perder como dice la letra del bolero de Alberto Domínguez, dan ganas de llorar, no es fácil olvidar y a veces no se puede comprender. La lección reza que hay
que prepararse mejor desde el aspecto organizativo, técnico y físico.

Para Panteras Máster +50 también fue una enseñanza. De no darse la victoria, había que estar atentos para perder por menos de 6 puntos y provocar un triple empate que aseguraba el primer lugar del grupo. Así sucedió, se perdió por tres puntos. Hay que saber perder.

Los que no perdieron el tiempo fueron los paisanos de Medellín y sus visitantes. El sábado por la noche la ciudad se desbordó en alegría, parranda y buena vibra. Pudimos compartir con
gente de varias nacionalidades, libar bebida espirituosa transparente y disfrutar de algunos temas musicales que evocan el despecho.

Panteras Máster +50 juega la final a las 12 del día contra San Andrés Islas. El team work ha funcionado y los jugadores de relevo como Toty, Abel, William, Oliver Ojeda han hecho el trabajo aportando en las labores ofensivas y defensivas.

Llegan a la final, en la categoría 50, dos equipos del mismo grupo. En el primer enfrentamiento Panteras Táchira en los últimos tres minutos es que pudo remontar un juego que desde el inicio perdía. Hoy la historia es otra y ya veremos si el entrenamiento invisible en esta categoría funciona o la feria de las flores minó las energías.

Mientras máster +50 disputa la final, máster +60 los acompañará desde la tribuna convencidos, como dice Franco De Vita, de saber ser un buen perdedor, sin tener que disimular. Medellín nos dio una lección…claro que sabemos perder, no será la primer a vez, y en un próximo
torneo el viento soplará a nuestro a favor. Suerte Máster +50.

- Advertisment -
Encartado Publicitario