Saldo negativo para el boxeo en 2019

42
(Foto/Getty Images, Amilcar Orfali)

Al finalizar el año 2019, muchas disciplinas no presentan un balance positivo de sus actividades, por una serie de razones, pero la más notoria es la crisis por la que atraviesa el país, que ha minimizado todo.

El boxeo se incluye en ese grupo de deportes que no podrán darse el lujo de entregar un balance positivo, como ha ocurrido en años anteriores. La situación no lo permite, y el trabajo de organización es una piedra en el zapato.

Preocupa que, no solo a nivel regional, se observe esa irregularidad. A nivel nacional, algunas federaciones se mantienen con problemas y al parecer el deporte de los puños no ha podido regularizar su situación, lo que no impide que existan dos organismos rectores del deporte de los puños.

Un problema que en el deporte es altamente letal. No se han corregido los errores, y se remata con la suspensión de los Juegos Deportivos Nacionales, que en lo que respecta al Táchira, acudiría a la cita con trío de gladiadores.

Antes de preparar maletas para viajar al centro de competencias en el estado La Guaira, Jorge Mantilla, máxima cabeza de la disciplina y sempiterno entrenador, nos confío que, pese a no contar con una directiva legal, no tendrían problemas para intervenir en la contienda, que se suspendió para el mes de marzo.

Y de acuerdo con la Ley el Deporte, una organización ilegal no puede estar compitiendo en eventos donde se disputen medallas, como los Juegos Nacionales, pero este problema sería pasado por alto.

Mucho Trabajo. El boxeo en nuestra entidad ha sido una disciplina de intenso trabajo, que sin contar con los recursos necesarios ha podido salir adelante, respondiendo a los eventos programados en el calendario nacional.

Nacionales, Zonales y Regionales son competencias donde, de acuerdo a sus posibilidades, han podido estar presentes, cumpliendo con el llamado de los entes oficiales.

No cuenta con una directiva oficial. Esperaba el boxeo designar sus cuadros directivos en este mes, pero observamos que no será posible, porque prácticamente, el deporte de los puños bajó la santamaría, en vista del aplazamiento de la cita nacional.

La temporada que está por finalizar no fue de grandes logros para esta disciplina. Sigue huérfana de muchos ingredientes y, en especial, no cuenta con un escenario donde pueda desarrollar el trabajo de preparación y de captación del semillero.

Desde que conocemos este deporte en la ciudad capital, su camino ha sido errante. En sus mejores años, cuando existía aquel complejo llamado Juan Maldonado, en La Concordia, con piscina, canchas para tenis de campo, baloncesto, salón de ajedrez, raquetbol y boxeo, con un galpón aceptable, sin ser cosa del otro mundo.

Transcurren los años y, en vez de mejorar, las cosas marchan como el cangrejo. Desalojan al boxeo y otros deportes de su escenario. La piscina en total abandono, al boxeo le ceden un espacio reducido, donde se hace un trabajo por la pasión de entrenadores y atletas. Por allí como ubicaron un cuerpo policial. ¡Cómo les parece!

Y así, transcurrió el año y faltando pocos días para finalizarlo, no puede ser positivo el balance del boxeo, sin medallas para contar, que son el producto de los logros en los cuadriláteros del país.

Sin ser ave de mal agüero, van a pasar unos cuantos años para que el boxeo, así como otros deportes, no solo en el Táchira sino en el país en general, logre recuperarse, salir a flote y sembrar el semillero que tanto necesitan todas las disciplinas.

Entran en receso, por aquello de los regalos, las hallacas, estrenos y alegría. Pensamos que, por el amor y la pasión hacia la disciplina, retornarán por allá el 15 de enero, con imaginación y con la esperanza de sacar mejores dividendos que los obtenidos en el 2019. Y con mucho entusiasmo, a trabajar en dos meses y medio, para ponerse a tono y aceptar el llamado a los Juegos Nacionales, previstos para disputarse entre el 13 y 29 de marzo. (GC)