lunes 24 enero, 2022
InicioDeportesTáriba se viste de luces

Táriba se viste de luces

445 views

Táriba se viste de luces para celebrar la corrida de toros correspondiente al presente periplo ferial, la cual se llevará a cabo hoy, en la tarde, a partir de la 3:30, en el Coliseo “Hugo Domingo Molina”.

El festejo taurino contará con un prometedor cartel que engalanará a la feria más antigua de toda Venezuela, sirviendo como atractivo aliciente a su recién nombramiento como Patrimonio Cultural de la nación.

Dos toreros mexicanos, uno venezolano, más un novillero del patio, derrocharán valor, tronío y empuje para lidiar y dar muerte a ocho reses procedentes de la ganadería Laguna Blanca, cuya sede está en el estado Trujillo.

Mario Mora, matador mexicano que fungirá como primera espada; Alexander Guillén, representante por la casa; Rodolfo Cepeda “El Breco”, quien se doctoró en esta misma plaza el año pasado, y el novillero, próximamente matador de toros, Jonathan Ortega, conforman el cartel que hoy enfrentará astados propiedad de Euclides Sánchez.

 

Reaparición

La “Perla del Torbes” servirá como escenario propicio para la reaparición del diestro azteca Mario Mora, tras un breve receso de la actividad taurómaca, se presentará el domingo para plasmar su gran y vasta experiencia.

Mora nació en Torreón, en 1975. Tomó la alternativa el 16 de julio del 2006 en la plaza de Gómez Palacios, en Durango, con toros de la divisa local de Las Golondrinas. Fue un cartel totalmente nacionalista, en donde su padrino, Federico Pizarro, y su testigo, Jorge Mata, brindaron un gran espectáculo.

Se espera que Táriba inspire a Mora para volver a ofrecer una de sus acostumbradas buenas actuaciones, las mismas que le han dado la oportunidad de torear en diferentes cosos del panorama internacional.

 

Guillén por la casa

Por su parte, el torero caraqueño Alexánder Guillén buscará dejar el tricolor patrio en lo más alto de la cúspide del municipio Cárdenas. Este matador, que se caracteriza por ser de corte clásico, querrá poner la pincelada romántica al cartel.

Nacido en 1980, Alexánder, primo del también matador de toros Jonnathan Guillén, hizo su debut sin picadores el 14 de agosto de 1999 en la ciudad francesa de Breziers, mientras que el 11 de febrero del 2000 lo hizo con la presencia de los del Castoreño, en Mérida, en un cartel con novillos de la ganadería Santa Fe, junto al rejoneador “Rafa” Rodríguez y los novilleros Oliver Uzcátegui y Orlando.

Se doctoró en la Feria del Sol de Mérida, el 1 de febrero del 2008, con astados de La Ahumada. La figura de la torería mundial, el español Enrique Ponce, le apadrinó, y Javier Conde, otro referente de la tauromaquia internacional, le atestiguó.

Guillén ha dejado claro las ganas que tiene de triunfar en Táriba y, por ser el único torero venezolano en presentarse aquí, está comprometido a dejarlo todo en el ruedo y a sacar la cara por la torería nacional.

 

Consentido de Táriba

El 18 de agosto del 2018, Rodolfo Cepeda “El Breco” vivió un momento que marcó un hito en su carrera, la Feria de la Virgen de la Consolación de Táriba fue el teatro en donde pasó de ser novillero a matador de toros.

Oriundo del Texococo, México, “El Breco”, hijo de Miguel Cepeda, extorero que también llevó el mismo remoquete, es el segundo peldaño de una familia taurina. Rodolfo debutó con picadores en su ciudad natal, en abril del 2014, con bureles de Las Maravillas. Fue en Táriba cuando dejó de ser novillero.

 

Con reses de Campo Largo, el venezolano Curro Ramírez le sirvió como padrino, mientras que su coterráneo, Jorge Delijorge, fue testigo, en un cartel en donde se torearon animales de la divisa criolla de Campo Largo. “El Breco” se doctoró con el astado número 202, cuyo nombre fue Brequito, en honor al torero.

Fue una tarde fenomenal. Un deleite para la afición taurina tachirense, ya que los tres toreros salieron a hombros por la puerta grande del Coliseo Taurino Hugo Domingo Molina.

Ramírez cortó tres orejas, al igual que Delijorge, mientras que el recién “alternativado” cortó dos apéndices, uno a cada toro.

 

Honor al mérito

Es de destacar el gran esfuerzo que Golfredo Rojas ha hecho por la tauromaquia en Táriba, pues en tiempo récord pudo echarse el capote al hombro y organizar este buen espectáculo taurino, contra todo pronóstico, demostrando que en el Táchira la Fiesta Brava sí tiene dolientes, y que la Feria de la Virgen de la Consolación de Táriba, un ícono de las festividades folklóricas en la entidad y el país, contará –una vez más- con su festejo taurino.

Vale también destacar el apoyo obtenido por parte del alcalde, Richard Sánchez; el Protectorado del Táchira y Bandes, quienes unieron esfuerzos y sacaron adelante esta feria típica del municipio Cárdenas.

 

Octavita de feria

Toda buena actividad tiene su cierre con broche de oro, y la Fiesta Brava taribera no será la excepción. Por ende, este domingo 24 de agosto, el Coliseo Taurino Hugo Domingo Molina reabrirá sus puertas para albergar al Festival Cómico Taurino “Travesuras en el Ruedo”, lo que representa una excelente oportunidad para asistir en familia a los toros.

“Travesuras en el Ruedo” es un espectáculo en el que actúa un grupo de artistas taurinos, quienes se juntan para derrochar sus habilidades, maromas, talento y humor, con un becerro.

Táriba tiene la mesa servida para que la tauromaquia vuelva a decir presente en el estado Táchira. Para garantizar un éxito, la organización dictó precios populares en su boletería, para cualquier localidad.

Favio Hernández

- Advertisment -