¿Está cerca el regreso de «Dos hombres y medio» con  Charlie Sheen?

1358
¿Está cerca el regreso de "Dos hombres y medio" con  Charlie Sheen?

Charlie Sheen no quedó contento cuando acabó su trayectoria en «Dos hombres y medio» en 2011. El polémico actor, por aquel entonces enganchado a las drogas y al alcohol.

Sheen fue despedido de forma tajante al principio de la octava temporada de la serie, tras generar una lista de polémicas, que van desde violencia doméstica en Navidad, hasta los insultos al creador de la serie, Chuck Lorre, a quien llamó literalmente «idiota» durante una entrevista radiofónica.

Ahora, casi una década después y tras permanecer 18 meses «limpio», asegura que volvería a interpretar el papel de Charlie Harper en una posible vuelta de la exitosa serie.

«Creo que mientras todos los involucrados estén vivos, es una posibilidad. Por supuesto que quiero, porque hay una tendencia actual a la vuelta de series míticas y esta puede ser una que la gente va a ver», afirmó el actor durante una entrevista al programa de televisión «Loose Women».

Para el actor, el regreso no tendría que convertirse en otros más de diez años de presencia en pantalla, sino que podría ser algo más corto: «No hay que estar al aire durante cinco años. Sería bueno tener algunas temporadas y terminar la serie como debería haber terminado», sentenció Sheen.

«Dos hombres y medio»

La serie tuvo 12 temporadas y 262 episodios entre los años 2003 y 2015. Los guionistas acabaron con el personaje de Sheen arrollado por un vagón de metro, con el fin de dar entrada al nuevo protagonista, interpretado por Ashton Kutcher.

Sin embargo, en el último capítulo de la serie se jugó con la posibilidad de que Charlie Harper siguiese vivo, por lo que la teoría puede no ser tan descabellada.

«Poseído por un demonio»

Charlie Sheen, de 53 años, lleva 18 sin probar el alcohol y las drogas, según aseguró en la entrevista televisiva. En ella afirmó que sus adicciones, entre las que figuran gastarse miles de dólares en prostitutas, le hacían sentir como «poseído por un demonio». Exclamó el artista.

«Al día de hoy no estoy seguro de cómo creé ese caos en mi cabeza. Es como si hubiera sido fruto de una posesión extraterrestre o demoníaca», asegura Charlie.

Por otro lado, señala el momento en el que los médicos le diagnosticaron ser portador del VIH como un punto de inflexión en su vida. «Te cansas de disculparte por cosas que no recuerdas haber hecho. Las disculpas no pueden ser solo palabras, tienen que ser acciones. Es difícil pero no imposible», contó con una sonrisa y con un aspecto visiblemente mejorado.