Henrys Silva: “Me encantaría ser internacional desde Venezuela como lo logró Gilberto Correa”

258

Hernys Silva cuenta a El Universal que antes de estudiar Ingeniería Agronómica y Medicina en la Universidad de Oriente, sus amigos le decían: “Quién te viera en el Poliedro diciendo: ‘Buenas noches, Venezuela’, animando el Miss Venezuela”, sin imaginar que esa frase terminaría haciéndose realidad. Después de ganar Yo sí canto, su crecimiento ha sido vertiginoso en Venevisión: condujo la sección El show está en la calle de Súper Sábado SensacionalLa magia de ser miss y sustituyó a Leonardo Villalobos en dicho maratónico. “Le doy gracias a Dios por haberme dado la voz porque el canto me ayudó a estar donde estoy hoy en día”, asegura.

-¿Qué hubiese pensado el Henrys Silva estudiante de Medicina si le hubieran dicho que animaría el Miss Venezuela?

-Se hubiera sorprendido, pero luego hubiese dicho: “Aquí estoy. ¿Qué hay qué hacer?”.

-¿Tiene miedo de ser comparado con Gilberto Correa, Daniel Sarcos o Leonardo Villalobos?
-Siempre habrá comparaciones. Llegaré con muchos temores a esa tarima, pero estoy preparándome para tratar de vencerlos. No será fácil porque me voy a enfrentar a un público que siente que los programas son como producidos por ellos y quiere verlos según su criterio y si no es así va a las redes sociales y los critican, pero gracias a Dios, voy a estar al lado de Mariángel Ruiz y Mariela Celis que son dos grandes animadoras a las que admiro y respeto muchísimo y eso me da confianza. Desde ya estoy ensayando el “buenas noches, Venezuela” (risas).

-¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje que ha tenido en el medio?
-Una de las máximas lecciones que me ha dado el programa es que hay que defender nuestra esencia, no olvidar de dónde venimos sin importar si se es un artista consagrado o uno que recién inicia.

-¿Qué huella quiere dejar en el Miss Venezuela?  
-Estoy tratando de aprender de cada uno de los animadores que han pasado por el certamen. Hice castings durante años y muchas veces me dijeron que no y, a pesar de ello, seguí insistiendo. Quiero decirle a la gente que hay que ser terco hasta conseguir las metas que valen la pena; ser un ejemplo para esta generación de venezolanos; que me recuerden como un animador cercano, accesible; que se identifiquen conmigo y luchen por las profesiones que desean ejercer. Me encantaría ser internacional desde Venezuela como lo logró Gilberto Correa; quedarme aquí y seguir creciendo esperanzado en que cada día nuestro país avance y se den los cambios necesarios para seguir adelante.