La tercera noche del Festival de Viña se vivió con Salsa y Romanticismo

202
El cantante Marc Anthony se adueño del monstruo de la Quinta Vergara (Foto/Jhovan Valdivia).

En esta sexagésima entrega del certamen Viñamarino, los asistentes del evento sobre poblaron las galerías del anfiteatro del Festival de Viña del Mar, esperando con ansias la presencia de los cantantes Marc Anthony y David Bisbal, quienes dejaron su voz y energía en los shows que ambos desarrollaron, llevándose consigo sus gaviotas de Plata y Oro.

Aunque la noche no fue perfecta para todos, la humorista chilena Jani Dueñas, quien se encargaría del humor de esta tercera noche del certamen, fue abucheada y pifiada por el “monstruo”, tras la eufórica y exitosa presentación anterior del boricua Marc Anthony.

Sin embargo, en una posterior conferencia con los medios de comunicación Dueñas aseguró que “si me hubiese pasado cuando chica estaría llorando en el camarín”, pero aclaró que con su larga experiencia, tuvo la madurez para entender que esa no era su noche, no era lo que el público quería en ese momento, y que a su vez, con el respeto que merecía el festival, su vida no dependía de solo esa noche.

Marc se adueño del monstruo de la Quinta Vergara

La noche helada no fue impedimento para que el monstruo de la Quinta Vergara en Viña del Mar, Chile, le otorgara al boricua Marc Anthony las gaviotas de Plata y Oro, después de hacerlos bailar con sus éxitos “quién es él”, “vivir mi vida”, “qué precio tiene el cielo” y “flor pálida” en su repertorio musical.

(Foto/Jhovan Valdivia)

En esta tercera noche festivalera que se llevó en la ciudad jardín, el flaco de oro tuvo un sorpresivo asalto que recibió por parte de una de sus fanáticas que asistió al concierto y burlando la seguridad del evento en plena presentación logró tomarse un selfie, cantar y  bailar  con el salsero al son de su tema, qué precio tiene el cielo.

Pero, no solo fue el público de las galerías quienes fueron cautivados por el boricua y su contagioso ritmo salsero, los miembros del jurado Becky G y la viñamarina Camila Gallardo se subieron en hombros de sus compañeros y bailaron sus temas, creando así una noche de fiesta caribeña.

Asimismo, cuando ya quedaba poco para finalizar, en sus manos tenía sus dos gaviotas,  y al frente tenía un público totalmente entusiasmado que  clamaba se le entregara la estatuilla de platino y que su show no culminara, no fue suficiente para lograrlo y al ritmo de su éxito “voy a reír, voy a gozar, vivir mi vida”… se despidió de un centenar de personas que no paraban de elogiar su presencia en tarima, pero arrodillándose y besando el suelo chileno cerró su actuación agradeciendo todo el cariño de los asistentes.

 David Bisbal regresó y conquistó el Festival de Viña

(Foto/Jhovan Valdivia)

Había transcurrido más de diez años, desde que Viña no tenía en su escenario el romanticismo de David Bisbal, su público lo esperó hasta horas de la madrugada y corearon con el cantante sus temas “Dígale” y “Mi princesa” –esta última dedicada a los venezolanos por su crisis actual-, logrando conquistar no solo las gaviotas de Plata y Oro, si no el corazón de la Quinta Vergara.

“Dentro de un mes y medio tendré un bebé que tendrá estas dos banderas cerca de su corazón. Y, mi sueño es poder llevarlo a una Venezuela libre, pero no sin antes haberlo traído a Viña del Mar”, puntualizó el español.

En este sentido, con tan solo unos minutos en escena la ovación del “monstruo” le regaló de inmediato al español las dos máximas gaviotas, y con ello la emoción del artista se hizo presente, quien en varias ocasiones reiteró el cariño especial que tiene hacia Chile, ya que su suegra –madre de la venezolana, Rosanna Zanetti- es chilena y en la sangre de su esperado hijo correrá sangre de este país.

Igualmente, como parte de su presentación el español invitó al escenario a su amigo, el cantante colombiano, Sebastián Yatra, quien forma parte del jurado del festival, a cantar el éxito que tienen juntos “A partir de hoy” y que se ha posicionado entre las primeras escuchadas en las plataformas de música vía streaming.

En este contexto, Bisbal, quién había participado por primera vez en el festival en aquel 2003 con su única canción “Bulería”, logró una noche perfecta con sus baladas pop románticas, y entre abrazos y besos con su banda dejó ese escenario que lo vio nacer.

Brigitt Parra