Frontera

Retornar Venezuela en medio de una gran interrogante: «¿Qué viene?»

3 de julio de 2024

295 vistas

Danger Yoneiker Gil Díaz se hallaba este miércoles 3 de julio en la Casa de Alojamiento Temporal de San Antonio del Táchira, en el municipio fronterizo Bolívar. Al recinto ingresó con su esposa y dos hijas.

El joven acababa de ingresar al país con su famila tras haber probado la migración por 12 meses en Colombia. En Medellín estuvo ocho meses laborando en un autolavado, era quien lo administraba.

De ahí, decidió saltar a Armenia para trabajar en una finca en la siembra y recolección de naranjas, limones y plátanos. «Nos iba bien, ya que mi esposa también trabajaba, pero en el área de la cocina», detalló.

El hecho de que les garantizaran, además del sueldo, la comida y el techo, les permitía cubrir todos los gastos de la famila, ahorrar un poco y enviarle a sus padres en Venezuela.

«De la noche a la mañana, el dueño nos dijo que no podíamos seguir laborando en la finca y tomamos la decisión de regresarnos a Venezuela. Ahí hay otras fincas, pero son del mismo dueño. Aunque lo intentamos fue inútil», indicó.

De retorno a Venezuela, estaban cortos de dinero. «Pagamos los pasajes y llegamos al terminal de Cúcuta ayer (martes 2 de julio) en horas de la noche, sin dinero para continuar. Pasamos la noche en las instalaciones», aseguró.

Este miércoles, recalcó, hablaron con un taxista y le plantearon que no tenían cómo pagar la carrera. «El hombre nos pidió uno de los ventiladores que llevábamos y un teléfono para trasladarnos desde el terminal de Cúcuta y hasta el puerto de San Antonio», describió al precisar que sintió que era mucho, pero igual accedió.

En San Antonio, la familia que retornaba vendió los otros dos ventiladores que llevaban y otro teléfono. «Por cada ventilador nos dieron cinco dólares y por el teléfono 10 dólares. Con eso comimos», apuntó.

Gil Díaz, su pareja e hijas fueron abordados por ciudadanos que les indicaron que podían trasladarse a la casa de alojamiento, donde le brindarían la posibilidad de ducharse, atención médica, psicológica, la alimentación y la alternativa de quedarse por dos o tres noches.

«Aquí estamos, esperando si mi papá me puede depositar para comprar los pasajes hasta Valencia (estado Carabobo), de donde somos», aseveró decidido a no volver a migrar y con una gran interrogante en mente: «¿Qué viene?»

Jonathan Maldonado

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse