miércoles 26 enero, 2022
InicioFronteraSeptuagenario pernoctó durante ocho días en el terminal de San Antonio

Septuagenario pernoctó durante ocho días en el terminal de San Antonio

2.030 views

Se mantuvo a la espera de que familiares le enviaran el dinero para embarcarse hacia Caracas


Jonathan Maldonado

Antonio Aguilar, de 75 años, arribó a la ciudad de San Antonio del Táchira hace ocho días, procedente de la ciudad de Cali, Colombia, donde viven algunos hijos, nietos y bisnietos..

«Llegué a La Parada con solo 5.000 pesos», sentenció el septuagenario, quien, durante ocho noches, pernoctó en el terminal de pasajeros de la frontera, a la espera de que familiares le enviaran el dinero para embarcarse hacia la ciudad de Caracas.

El dinero nunca llegó. Cada día, Aguilar pedía un celular prestado y se comunicaba con un familiar distinto que se comprometía en hacerle llegar el efectivo. «De Colombia quedaron en enviármelo, pero el día que iba a ir a La Parada, a buscarlo, me dijeron que no, que no fuera», lamentó.

El caballero, con más de 60 años viviendo en Caracas, estuvo unos días en la ciudad de Rubio y luego viajó a Cali, donde lo recibieron familiares. «Solo aguanté tres días allá y me regresé», aseguró.

Aunque Aguilar es nacido en Colombia, gran parte de su vida la ha pasado en Venezuela, específicamente en la ciudad capital del país. «Aproveché mi viaje a Cali y me reencontré con un hermano, a quien tenía más de 60 años sin verlo», dijo.

«Mi vida es Venezuela, voy de regreso a mi capital», prosiguió, sentado en una de las bancas de las instalaciones del puerto terrestre y a la espera de que le dieran la luz verde para tomar la unidad que lo llevaría a San Cristóbal, donde tomaría el expreso hasta Caracas.

Un funcionario del terminal, dijo, le consiguió el pasaje gratuito. «Estoy muy agradecido con él, que Dios lo bendiga», resaltó el ciudadano mientras dejaba claro el carácter afable y respetuoso que aún queda en muchos tachirenses.

«Acá en el terminal, durante los ocho días, me tendieron la mano, me ayudaron con la comida», relató, ya con las maletas a su lado para emprender su anhelado viaje de retorno.

A Antonio Aguilar lo aguardan otros familiares y allegados en Caracas. «Allá espero seguir trabajando en lo que me salga para aunque sea para comer», sentenció.

- Advertisment -