Inicio Frontera Usuarios no ven justo aumento del transporte público en la frontera

Usuarios no ven justo aumento del transporte público en la frontera

Para los habitantes de la frontera no es un tema desconocido el uso de la divisa extranjera en casi todos los comercios y servicios que se ofrecen en el municipio Bolívar

El fin de semana se anunció, por parte de las diversas líneas de transporte que hacen vida en el municipio, un aumento unilateral de 500 pesos colombianos al pasaje. La ruta urbana pasó de 1.000 a 1.500 pesos y el pasaje suburbano (Ureña) de 2000 a 2.500, respectivamente.

Sin embargo, algunos usuarios, en la mañana de este lunes 02 de agosto, manifestaron su desconocimiento al abordar las unidades de transporte, expresando a la vez su molestia con el aumento ya que significa un un incremento a sus gastos semanales.

Por su parte, Yuletzi Joves, habitante de la parroquia El Palotal, considera el aumento como «impagable», a pesar de no usar el transporte público de forma continua, ya que sus ingresos no permiten en muchas ocasiones costear la cesta básica, por lo que el nuevo costo del pasaje representa un gasto fuera de su presupuesto, en un periodo de emergencia sanitaria y económica debido a la pandemia que aqueja al mundo desde 2020.

Para la señora Justa, el incremento del pasaje es un golpe a su bolsillo ya que solo devenga sueldo en bolívares y muchas veces no cubre sus necesidades básicas, motivo por el cual su hijo proporciona el dinero de forma semanal para usar el transporte público cuando lo necesita para realizar alguna diligencia.

A su vez también le pareció importante destacar que los conductores de las distintas unidades de transporte se ven obligados a costear el combustible en moneda extranjera, al igual que los repuestos requeridos para su correcto funcionamiento y el sustento diario, por lo que estima debería ser equitativo tanto para choferes como para los usuarios el costo del pasaje

Algunos ciudadanos, como Giselle L, considera más seguro para sus familias usar carritos por puesto, los cuales laboran para El Palotal o Tienditas hasta altas horas de la noche, y su tarifa es de 2.000 pesos aproximadamente.

«Menos aglomeración, más rápido y cómodo», comentó al respecto. A su vez, destacó que «si pagara pasajes para movilizarse desde Tienditas gastaría más de 10.000 pesos al día», por lo que mantiene en funcionamiento su moto como medio de transporte y solo invierte, cada día por medio, 2 litros de gasolina con un costo de 6.000 pesos para realizar 4 viajes al día desde Tienditas hasta San Antonio.

El equipo del diario La Nación consultó a los choferes de las unidades de transporte, quienes se negaron a brindar declaraciones sobre el aumento en el costo del pasaje urbano y suburbano en el municipio fronterizo.

Manifestaron que solo podían opinar los directivos de cada línea y no ofrecerán declaraciones hasta tener una reunión en horas de la tarde con las autoridades competentes. (Andreina Castellanos / Pasante comunicación social)

Salir de la versión móvil