miércoles 27 enero, 2021
InicioFutgolFUTGOL…

FUTGOL…

742 views

Doble compromiso clave para el Deportivo Táchira en su objetivo de coronarse campeón del Grupo B; este jueves se mide al anfitrión Zamora FC y el domingo frente al Caracas FC, su archirrival de toda la vida.


Por Homero Duarte Corona

EN EL PAPEL y en los hechos, Zamora FC y Caracas FC son los dos rivales de mayor peso que le restan a Deportivo Táchira en la recta final de la segunda vuelta del Torneo de Normalización, Grupo B, de cara a pelear el título y por ende su presencia en forma directa a la fase de grupos de la Copa Libertadores de América y la opción de disputar el título de campeón absoluto del fútbol rentado venezolano temporada 2020. LE FUE bien al aurinegro en la primera vuelta, de 7 partidos disputados, ganó 5, y par de empates frente al rojo del Ávila y el colero GV Maracay. NO ESTUVO bien el aurinegro en el cierre, lo que fueron los dos últimos encuentros, precisamente contra el “penta” Portuguesa, que se le ganó en la agonía del compromiso y división de honores con sabor a derrota ante el novel Gran Valencia, resultado que ahora mismo le está pesando una tonelada al aurinegro en su dura lucha frente a Noel Sanvicente y sus dirigidos. A TRAVÉS de Diario la Nación, en una de las reseñas periodísticas de quien escribe, hubo un señalamiento respecto a que el equipo había ido de más a menos, esto por lo sucedido en los juegos ante Portuguesa y Gran Valencia. YA EN la segunda vuelta, Juan Domingo Tolisano, recompuso el equipo, las rotaciones han sido fundamentales, sobre todo los juveniles, le han respondido una enormidad, tanto en la parte defensiva como a la ofensiva. UNA BUENA noticia para dirigentes, equipo y para la propia afición, pues por primera vez en los 46 años de existencia del club amarillo y negro, nunca antes se había contado con una cantera tan importante, jugadores que vienen rindiendo una enormidad en el momento que los ha puesto a jugar el cuerpo técnico.

*********************************************

DE LA PLANTILLA de 30 jugadores, 10 son muchachos entre 17 y 21 años, jóvenes que en su casi totalidad vienen de la cantera aurinegra, formados bajo la atenta mirada del cuerpo técnico que ahora está al frente del ocho veces campeón nacional. EN la realidad, los 17 clubes están obligados a alinear, como mínimo, a dos jugadores juveniles nacidos en los años 2001, 2002, 2003 o 2004, que tengan los 16 años cumplidos. TODOS LOS juveniles que han debutado en las filas del aurinegro han respondido a cabalidad, con creces, tanto a la defensiva como a la ofensiva. UNO DE los que prácticamente se ha ganado el puesto, que debutó en la temporada 2019, Carlos “Pipo” Vivas, que aparte de su solvencia como defensor, le da confianza a su compañero de zaga y al portero, ya se estrenó como goleador, en el juego ante Metropolitanos anotó uno de los tres tantos para el 3-0 definitivo. NACIDO EL 4 de abril de abril de 2002, despunta como uno de los grandes centrales que va a tener el país en los próximos años, candidato a vestir la casaca vinotinto de la selección nacional. OTRO DEFENSOR central venido de las categorías menores del aurinegro y que está en el grupo de los 30 jugadores que viajaron a ciudad Barinas, Carlos Calzadilla, nacido el 14 de noviembre de 2001, recién cumplió los 19 años. MENCIÓN APARTE para Jesús Quintero, resultó un relevo de lujo en la zona defensiva, tuvo la misión de suplir la ausencia de “Pipo” Vivas por lesión, cumpliendo una tarea decorosa, no le pesó la camiseta, por el contrario, actuó como si llevara mucho tiempo jugando. SEGURIDAD EN la marca y en los cubrimientos cuando el lateral subía hacia el arco contrario. EN EL ataque, tres jugadores para tomar en cuenta, ya profanaron las redes contrarias: Yerson Chacón, de apenas 17 años, el que más minutos ha jugado, hijo de Gerzon Chacón, exjugador aurinegro y actual gerente del Deportivo Táchira; Jesús Orozco, venido al mundo el 4 de junio de 2001, un atacante con olfato de gol, un dolor de cabeza para cualquier zaga que lo enfrente; y en la misma onda el anzoatiguense Deivit Tegues, nacido en el barrio El Viñedo de Barcelona, hace 16 años. ANOTÓ EL primer gol como jugador profesional, con la casaca amarilla y negra, el pasado viernes 13 de noviembre. EN UN centro por el sector izquierdo de Naicol Contreras, anotó un gol de antología en el choque frente al Monagas SC, inicio de la segunda vuelta, para triunfo de 3-2 del Táchira. UN LATERAL izquierdo de la norma, formado en la cantera aurinegra, Iverson Contreras, quien todavía no ha debutado, pero tiene calidad y capacidad para saltar al campo de juego cuando el cuerpo técnico lo decida. SIN DUDA que los grandes beneficiados en este atípico Torneo de Normalización han sido los juveniles, pues ante la obligatoriedad de alienar a dos jugadores de la norma en el once abridor, destacando buena parte de ellos en cada uno de sus equipos. EN EL caso del Deportivo Táchira, los seis que ha puesto Tolisano, han dejado constancia de todo su talento y futuro realmente halagador.

*********************************************************

PERO NO TODO es color de rosa en las burbujas del fútbol rentado venezolano, específicamente los sitios de concentración de los Grupos, el A en Valencia, estadio “Misael Delgado” y “La Bombonerita” de Puerto Cabello; y el B con asiento en Agustín Tovar “La Carolina” de ciudad Barinas. DE LOS 17 equipos que hacen vida en el Torneo Normalización, son pocos los que salvan de la crisis económica, problemas graves en un gran porcentaje de los equipos, con amenazas hasta de no continuar. EXISTEN CLUBES, entre ellos el Trujillanos, que le adeudan varios meses a jugadores y cuerpo técnico, lo mismo el Zamora FC, mientras que la debacle se salvan tres o cuatro, el resto está pasando penurias. PRODUCTO DE esta situación, fue que la dirigencia del Lala FC y Zulia FC prefirieron dar un paso al costado y no participar en el corto campeonato que ahora mismo está en pleno desarrollo, precisamente producto de no contar con los recursos para enfrentar el torneo. HACER SEÑALAMIENTOS a priori, sin tener pruebas; es peligroso y dañino para nuestro fútbol, por ello no es bueno hacerse eco de llamadas, mensajes de texto, tanto por wassap como por otras vías de las redes sociales donde se dice que ante la crisis, los equipos con mayor poder económico podrían “ofertar” a algún rival de turno, para no oponer gran resistencia en el momento de enfrentarlo. EN LO particular no hacemos caso a estos comentarios.; sin embargo e independientemente de cualquier elucubración que se haga, lo importante es que el Torneo de Normalización ha ido avanzando, donde se ha puesto de manifiesto el buen nivel de algunos equipos, que ya en la recta final no han desentonado; en el Grupo A, Deportivo La Guaira y Deportivo Lara y en el Grupo B, Caracas FC y Deportivo Táchira. UN PROBLEMA que puede tener la organización del evento, tiene que ver con el deterioro del terreno de juego de los tres estadios donde se desarrolla el campeonato, específicamente en el estadio Agustín Tovar “La Carolina”, que es el único búnker del Grupo A, lo contrario del Grupo B que tiene dos estadios. BASTA VER por la televisión para darse cuenta del mal estado del gramado en el escenario de la capital “Marquesa”.

"

 

- Advertisment -