Misa por los emigrantes en la Iglesia de Fátima

2167
Imagen referencial.

Banderas de diferentes países del mundo serán levantadas este domingo en la Iglesia Nuestra Señora de Fátima en Barrio Sucre parte baja cuando se celebre la misa por los emigrantes que será oficiada por el padre Jairo Clavijo, párroco de la misma y de quien surgió la idea de ofrecer este regalo espiritual en el que se concentrarán familiares y amigos.

Muchas personas y sobre todo jóvenes  se han visto obligados a salir  de Venezuela  en los últimos años; pero durante 2017 el número de emigrantes se ha incrementado, jóvenes, mujeres y hombres desde los 18 años hasta profesionales, muchos han dejado su carrera universitaria para pernoctar en otras fronteras y hay otros casos de familias que se han ido completas, quedando atrás una vida construida con esfuerzo, amor y dedicación.

Al preguntar al padre Clavijo sobre el motivo principal de esta celebración dijo: “Muchos jóvenes han dejado sus hogares,  su familia, los trabajos, los estudios, debido a la situación que atraviesa nuestro país Venezuela para buscar una vida mejor.

Puede ser que les vaya bien o que no les vaya tan bien en el país que ellos eligieron  para vivir; sin embargo todos se han arriesgado y con morral al hombro y maletas a su alrededor se han ido para crecer, física y económicamente, ese esa es la motivación de esta eucaristía, porque a pesar de la distancia la unión familiar prevalece”.

Manifestó el sacerdote que  está seguro de que muchas personas se acercarán  este domingo a las 11:00 de la mañana y lo que le gustaría que trajeran además de su fe y confianza en Dios es la bandera pequeña o grande del país donde se encuentran su pariente o parientes.

Hay un ánimo en la iglesia expresó el párroco y en los alrededores del templo por la realización de esta eucaristía. “Esperamos la asistencia de muchos fieles y que participen con mucha devoción, porque la oración es lo principal”.

Para esta misa hay un grupo de laicos organizador, trabajando en  equipo junto al padre Clavijo, la animación estará a cargo del coro de Nuestra Señora de Fátima, dirigido por María Zarale Parra y habrá un recogimiento espiritual que abre paso al nuevo año en medio de la unión familiar y la esperanza en Dios.

(María Teresa Amaya)