sábado 29 enero, 2022
InicioInfogeneralMonseñor Moronta: En el Nazareno ponemos nuestra mirada y corazón

Monseñor Moronta: En el Nazareno ponemos nuestra mirada y corazón

125 views

Nancy Porras


–Hoy Miércoles Santo, día en que veneramos la figura del ícono y del Nazareno, en él ponemos nuestra mirada, corazón y también nuestra esperanza, y le pedimos que nos libre de esta pandemia que está azotando al mundo, dijo Monseñor Mario Moronta, obispo de San Cristóbal, al referirse al día en que se adora al Nazareno, en Semana Santa.

Estamos seguros, agregó, que el Señor nos escucha y os dará esa gracia de ser liberados y de ser sanados, refirió en el programa Conversando con el Obispo, que transmite la emisora católica del Táchira, Natividad.

Monseñor precisó que debe prestársele atención al ícono del Nazareno, que camina, acompaña y acompañamos. En nuestra Diócesis y en otras partes, dijo, se dedica un poco también a la oración por los enfermos y ancianos, es por ello que dedicaron este programa de Miércoles Santo al tema de la vida, la salud, enfermeros y también con algún pensamiento sobre nuestra devoción al Nazareno”.

Habló Monseñor Mario Moronta sobre la vida, haciendo referencia al mandamiento  que muchas veces se ha formulado en forma negativa: no matar, que en el fondo es defender la vida. “Sólo Dios es el Señor de la vida y de la muerte, es el que puede, puede crearla, fortalecerla, es un don de Dios”.

–Dios nos lleva a la vida eterna, a una plenitud de la vida, una de las cosas más bonitas es que Dios  desde que se hizo hombre, asumió la vida, desde el vientre materno, hasta la muerte y luego con la resurrección, ratificó el deseo de Dios Padre, cuando creó a Adán y a Eva, de hacer una criatura a imagen y a semejanza suya, aseveró la máxima autoridad católica del estado Táchira.

Sin vida no hay nada, continuó. Todo lo abarca, no distingue a nada ni a nadie. No distingue el blanco del negro, de alto a bajo, de católico, no católico, del que cree o no cree, del que tiene una posición política u otra, de allí de darle la importancia a la presencia de la vida, dijo Monseñor.

Dejó claro que la vida no es otra cosa sino la presencia activa de Dios y produce  un efecto importante porque todos “somos imagen y semejanza de Dios, y por este hecho la vida no solo hay que cuidarla sino respetarla porque habla de la dignidad”.

Todo ser humando, refirió, tiene desde el seno materno una dignidad inviolable, porque Dios desde la Eternidad, lo ha pedido, creado y lo ha destinado a la salvación y a la bienaventuranza eterna.

–Si la dignidad humana tuviera su origen únicamente en los éxitos y realizaciones que llevan a cabo los seres humanos, entonces los débiles, enfermos, indefensos, carecerían de dignidad. Pero nosotros creemos en que todos tenemos dignidad, concluyó Monseñor Mario Moronta.

- Advertisment -