OSET-UCAT dictó taller sobre el periodismo como instrumento de sensibilización en Tovar

80
La temática abordada estuvo enfocada en las Personas con Necesidad de Protección Internacional.

Con el propósito de sensibilizar a los periodistas, locutores, productores nacionales e independientes, el pasado miércoles 13 y jueves 14 de septiembre, el Observatorio Social del Estado Táchira (OSET), en conjunto con la Universidad  Católica del Táchira, dictó un taller en el municipio Tovar del estado Mérida, denominado: “Contar la frontera: El periodismo como instrumento de sensibilización”, el cual trató la realidad que padecen las Personas con Necesidad de Protección Internacional (PNPI), en estas zonas del país.

La población PNPI, son personas que requieren protección internacional, ya que en sus lugares de origen corren riesgo sus vidas, derecho humano fundamental, y por tanto deben huir en busca de refugio a otro país. El PNPI, huye de su patria por situaciones forzadas, ya sea por conflictos armados, extorsiones o amenazas de diversa índole, según reseñó boletín de prensa del Observatorio Social.

Afortunadamente en Venezuela cuya frontera ha servido de paso para cientos de PNPI en busca de ayuda, existen diversas organizaciones que brindan apoyo a estas personas, como son: Cáritas de Venezuela, Acnur, Servicio Jesuita para Refugiados, entre otros. Adicionalmente, en Venezuela existe la Ley Orgánica de Refugiados y Refugiadas, Asilados y Asiladas, que garantiza los derechos y deberes de estas personas dentro del territorio venezolano, resaltaron los ponentes.

Cabe destacar que la población PNPI, requiere de apoyo desde el punto de vista psicológico, pues se debe tomar en cuenta que estos individuos  están pasando por una situación desgarradora, que han perdido todo lo que consideran como propio, sin una red de apoyo como sus  familiares y amigos,  que no pueden cubrir sus necesidades básicas como la alimentación, la seguridad, o un lugar donde dormir.

Según la psicóloga Estefanía Chacón, las personas PNPI, están en una constante situación de riesgo, puesto que están pasando por circunstancias desafortunadas, han perdido sus hogares, llegan a otros lugares a vivir sin documentación alguna, sin familiares, amigos o vecinos, que les den una mano amiga.

Asimismo, destacó que entre los aspectos a tener en cuenta al momento de ayudar a una PNPI, se debe mantener el control, brindar serenidad y calma, ser respetuoso, y tratar de canalizar ayuda ante los organismos competentes, etc.

Es importante mencionar que los participantes del taller entendieron la necesidad de valorar a las PNPI como seres humanos, comprender que son víctimas de conflictos, extorsiones y de situaciones riesgosas que afectan su entorno familiar, laboral y su calidad de vida.

Durante este importante curso, cada uno de los participantes tuvo la oportunidad de expresar brevemente, diversos tipos de relatos o productos periodísticos para compartir en la clase, los cuales abordaron diversos casos o experiencias vividas por miembros de sus comunidades o personas conocidas, quienes han sufrido las dificultades y temores de ser una persona desplazada o con necesidad de protección internacional. A continuación una muestra de esta interesante actividad:

 Un cambio drástico en la vida de Mari Carmen Pinto

24 de junio, no era sólo un día patrio para la vida de Mari Carmen Pinto, quien emprendió su viaje ese mismo día para librar la batalla de su vida.

Imagen referencial.

Pisando tierras fronterizas respira aliviada, creyendo en un mejor porvenir, rehacer su vida de la cual había sido privada los últimos días en su tierra patria no sería fácil, sin embargo, mantenía la frente en alto, casi tanto como las esperanzas de volver a encontrarse con sus seres queridos, quienes acordaron tomar caminos diferentes para despistar al enemigo.

Mari, siempre había sido una pueblerina ejemplar y ahora en nueva tierra, frente a la oportunidad de rehacer su vida no dejaría de serlo. Redacto una carta, plasmando en ella sus temores, tristezas y frustraciones, pero también sus sueños.

“Hoy lejos mi tierra la cual me vio nacer, lejos de mis seres amados, quienes limpiaron mis rodillas raspadas luego de tantas caídas, aún lejos del enemigo, el temor me invade, trayendo al presente recuerdos fragmentados, motivos por los cuales me encuentro aquí, huyendo del amedranto de un hombre cuyas intenciones eran las de doblegarme para él, con amenazas y maltratos psicológicos, como entregarme al hombre por el cual durante los últimos años nuestros sueños de crecer, surgir y vivir honradamente se alejaban, por culpa de una irrazonable cuota (vacuna), la cual ya no podíamos suplir; fueron muchas noches en vela, agobiada por el ruido en mi interior, cuestionando mis anhelos, mis esperanzas, debía ser parte de su juego, callar, vivir derrotada una vez perdidas las ganas de vivir, mi integridad, mi esencia.

Hoy la respuesta se hace evidente, el dolor multiplica mis fuerzas, la distancia riega mis sueños, haciendo germinar las esperezas de un pronto reencuentro, en el cual los frutos serán de nuestro deleite…”

*Relato producto de una práctica realizada durante el Taller, elaborado por uno de los participantes del mismo.