Infogeneral

¿Te es imprescindible el celular?: Es un síntoma de la nomofobia

25 de junio de 2024

104 vistas

Humberto Contreras


¿Miras constantemente el celular para ver si tienes alguna notificación nueva, o una llamada, incluso sabiendo que tienes activado el sonido?
Esta, y otras señales específicas, como no apagar nunca el teléfono, dedicar horas después de acostarse en la noche, para estar conectado a tus redes sociales, o estar pendiente del nivel de batería, con preocupación de que se te puede descargar, son indicios de que padeces nomofobia.
Sabemos que el teléfono celular, móvil, smartphone o simplemente el celular, es el instrumento producto de la tecnología actual, que nos pone la realidad del mundo, por muy inocua o simple que sea, a un simple toque de dedo, muchas veces solo para “perder el tiempo”.
Pero el uso ilógico del aparato, no muestra la otra cara de la tecnología: La Nomofobia. La palabra en sí misma no está aún el diccionario. Y no se confunda con nosofobia, que se refiere al temor a padecer enfermedades.
La nosofobia se trata de una adicción enfermiza, fundada en la ansiedad, el miedo, o la preocupación de no estar conectado en cada momento a las redes sociales, a internet en general, o quedarse sin disponibilidad del aparato, que constantemente está en la mano. Es una condición de moda y en crecimiento.
Para el doctor Tim Elmore fundador y CEO de Growing Leaders, el término Nomofobia es una abreviatura anglosajona de “no-mobile-phone phobia,” acuñada en 2010, para un estudio de la Oficina de Correos del Reino Unido, que encargó una investigación para analizar la ansiedad que sufren los usuarios de móviles, estudio que notaba ya una tendencia a la adicción a los teléfonos inteligentes.

Un mal universal

Un informe publicado por la GSMA (Global System Mobile Association), institución que representa a las empresas operadoras de telefonía móvil, revela que más de la mitad de la población mundial posee un smartphone y que la brecha digital sigue siendo un problema.
Esto implica, según la web de la GSMA, que más de 4.300 millones de personas disponen de estos dispositivos, cifra que va en crecimiento.
El informe también muestra que el número de conexiones móviles supera los 10 mil millones, lo que significa que hay, en promedio, más de un dispositivo móvil por persona, según nota publicada en el diario español lavanguardia.com.
De acuerdo con los datos dela GSMA, 61% de los usuarios revisa su teléfono en los primeros 5 minutos luego de despertarse, y 72% lo miran al menos una vez cada hora. Pero más de 50% lo hace varias veces.
Hoy día, estudios demuestran que, sin embargo, el estar conectados constantemente puede predisponer a situaciones de dependencia y adicción. Esta adicción, la nomofobia, consiste desde la ansiedad y la preocupación por no sentirse “conectado”, hasta en el miedo irracional a no tener el móvil celular, o a no disponer de él en el momento. Ha ido en aumento en los últimos años debido a las facilidades para adquirirlo, y para conectarse a las redes sociales, cada vez más novedosas.
Además, según las observaciones médicas, pueden existir condiciones secundarias producidas por esta adicción, además de la ansiedad, como cervicalgias, insomnio y depresión.

Según la web herbeay.co.es, (ver link), se estima que aproximadamente 60% de la población padece esta adicción. No existe un patrón de edad o género para padecerla, pero es frecuente en adolescentes y jóvenes.

Principales síntomas

Como todas las fobias, esta se puede manifestar de varias formas. En términos generales, provoca ansiedad, insomnio y mala calidad del sueño, como consecuencia del tiempo que se pasa pendientes de la pequeña pantalla, que no permite descansar físicamente de forma apropiada. Esta situación puede generar aislamiento social, ya que las personas afectadas, por estar pendientes de su teléfono, dejan de contactarse con su entorno físico.
Si luego de un examen introspectivo a su propia realidad, sospecha que usted puede padecer nomofobia, es importante tomar medidas para evitar complicaciones. Una puede ser, por ejemplo, ir dejando el teléfono por ratos, cada vez más largos, mientras distrae su mente de la preocupación de no verlo. También se recomienda, además, practicar ejercicio, aunque sea solo caminar, sin acompañarse del aparatico, aunque al principio puede no ser fácil.
En todo caso, lo importante es su decisión y su voluntad de no dejarse atrapar por esta afección, que no es nada beneficiosa. El mundo no se va a acabar, porque usted no responda un mensaje.

Fuentes
https://herbeauty.co/es/estilo-de-vida/la-nomofobia-el-peligro-de-depender-de-internet-en-el-dia-a-dia/

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse