jueves 13 agosto, 2020
Inicio Internacional Brasil supera los 60.000 muertos por coronavirus

Brasil supera los 60.000 muertos por coronavirus

228 views

La pandemia sigue acelerándose a niveles alarmantes en Brasil, donde este 1 de julio la cifra de personas fallecidas llegó a 60.610, según confirmó el Ministerio de Salud. Este país sigue siendo el segundo con mayor número de contagios en el mundo, sólo por detrás de Estados Unidos.

El mundo inicia este segundo semestre de 2020 golpeado por la pandemia y en medio de intentos de retomar la estabilidad económica. Pero la situación se torna cada vez más compleja, especialmente en América, que ha superado con creces el desempleo causado por la crisis en Europa y Asia.

A nivel de contagios, el rastreador de la Universidad Johns Hopkins registra un total de 10.538.577 y más de 512.000 personas muertas, cifras que mantienen en alerta a las autoridades sanitarias de los países más golpeados por la pandemia: Estados Unidos, Brasil, Rusia, India, Reino Unido, Perú y Chile.

A continuación, las principales noticias sobre la pandemia de este 1 de julio:

En las últimas 24 horas, esta nación reportó 1.016 nuevas muertes por la pandemia, con lo que alcanzó un acumulado de 60.610 personas fallecidas por el virus, de acuerdo con datos divulgados este 1 de julio por el Ministerio de Salud.

Se trata de una cifra incluso lejos del segundo país latinoamericano con mayor número de decesos por esta causa: México, que alcanza alrededor de 28.000 muertes.

Las cifras son más preocupantes aún debido al rápido aumento de fallecimientos, con relación a semanas anteriores. El 6 de mayo, el país tenía una cifra total de alrededor de 10.000 muertes, es decir que se sextuplicó en cerca de dos meses.

Con relación a la cantidad de contagios, los números tampoco son alentadores. Sólo en el último día se reportaron 45.482 casos, por lo que el número acumulado de personas que han contraído la enfermedad en este país es de 1.447.523.

Brasil, con alrededor de 210 millones de habitantes, es el centro de la pandemia en América del Sur.

Lo «más difícil está por venir». Esa fue la frase que marcó el primer aniversario del presidente panameño Laurentino Cortizo, al cumplir un año al frente del Gobierno en medio de una crisis sanitaria que se agudiza por el avance del virus en la nación y en la región.

«El Covid-19 nos somete aún a pruebas inéditas y exigentes que debemos superar para disputar cada día vidas a la pandemia (…) Estamos convencidos de que en el caso de Panamá la fase más difícil está por llegar». El país, «enfrenta el desafío más trascendente de su historia», agregó el mandatario.

En medio del discurso, cientos de personas protestaron fuera de la asamblea nacional de Panamá contra Cortizo, cuyo gobierno se ha visto salpicado por escándalos de corrupción, investigados por la fiscalía por presunto peculado en la adquisición de equipos para enfrentar la pandemia.

«Queremos transparencia, queremos que la corrupción se acabe, queremos que la gente tenga educación, salud, eso es lo que necesitamos en nuestro país, nos están robando y panamá tiene que despertar», señaló Irene una estudiante de 24 años.

Panamá, con cuatro millones de habitantes, suma más de 33.500 contagiados y más de 631 fallecidos y los casos de nuevos contagios se han disparado de 200 a más de un millar.

Según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, el país alcanzó los 2.678.202 casos confirmados y 128.028 fallecidos. Este 1 de julio se registraron 48.830 contagios más que el 30 de junio y de 706 nuevas muertes.

Nueva York es el estado más golpeado por la pandemia con 394.079 casos confirmados y 32.043 fallecidos, una cifra solo por debajo de Brasil, el Reino Unido e Italia. A la Gran Manzana le siguen la vecina Nueva Jersey con 15.078 muertos, Massachusetts con 8.053 e Illinois con 6.951.

El promedio de nuevos casos diarios en Estados Unidos desde la semana pasada está por encima de los 40.000 arrastrada por el repunte en estados del sur y del oeste como Florida, Texas, California y Arizona y Anthony Fauci el principal asesor del Gobierno, aseguró que de no tomarse medidas, esa media podría llegar a 100.000.

El panorama en Estados Unidos no está cerca de cambiar. el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia ha seguido de cerca la Casa Blanca, calcula que el país llegará a octubre con unos 175.000 muertos.

 

- Advertisment -