Canciller chileno a su par venezolano: “No aceptamos lecciones de moral de ninguna dictadura”

1300

Roberto Ampuero, canciller de Chile, acusó este 1 de febrero a Nicolás Maduro de ser el responsable de “crímenes innombrables” y la tragedia que sufren los venezolanos.

El alto funcionario aseguró que “Chile no acepta lecciones de moral de ninguna dictadura”, en respuesta a las declaraciones del canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, al diario chileno La Tercera, donde afirmó que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, “vendió su soberanía y su autonomía a Estados Unidos”.

“Chile no acepta lecciones de moral de ninguna dictadura. Maduro debe escuchar a su pueblo y a la comunidad internacional. ¿Por qué Maduro le teme a elecciones libres y transparentes, con observadores internacionales y sin exclusión de nadie? ¿Por qué le teme a la democracia? ¿Por qué le tema su propio pueblo?”, cuestionó Ampuero.

El canciller chileno expresó que Maduro teme a su pueblo porque él “y su grupo son responsables de crímenes innombrables y que son responsables de la tragedia económica, política, financiera y humanitaria que está atravesando el pueblo de Venezuela”.

Sobre el reconocimiento del gobierno chileno a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, interpretado también por Arreaza como una subordinación a Estados Unidos, Ampuero comentó que Chile respalda “aquellas alternativas que conduzcan hacia el restablecimiento de la democracia”.

“Por eso, nuestro gobierno reconoce al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, porque es un camino que está basado en la Constitución de Venezuela y es una alternativa pacífica que contempla elecciones libre para el restablecimiento de la democracia y la libertad en Venezuela”, explicó.

Ampuero también respondió a la afirmación de Arreaza que calificaba al canciller chileno como “un hombre muy sesgado” que deja ver que en el pasado fue de izquierda y que ahora “tiene muchos resentimientos”.

“Efectivamente, y es de público conocimiento, cuando fui joven respalde dictadura de izquierda, sin embargo haber vivido bajo dictadura de izquierda me llevó a la convicción de que no hay dictaduras buenas, ni de derechas ni de izquierdas. La de Venezuela es una dictadura de izquierdas y también la rechazó en términos absolutos. Nada como la democracia y la libertad”, dijo Ampuero.

Ampuero militó en las Juventudes Comunistas de Chile tras el golpe militar de 1973 de Augusto Pinochet y se exilió en la ya desaparecida República Democrática Alemana (RDA). En 1974 se trasladó a Cuba, donde pese a la ilusión inicial, acabó desencantado con el régimen de Fidel Castro y la ideología comunista.

Con información de EFE