lunes 17 mayo, 2021
InicioInternacionalDos candidatos de minorías étnicas se enfrentan por la alcaldía de Londres

Dos candidatos de minorías étnicas se enfrentan por la alcaldía de Londres

79 views

Uno es de origen paquistaní y el otro jamaicano, pero los dos principales candidatos a la alcaldía de Londres en las elecciones del jueves siguen siendo excepciones en el panorama electoral de un Reino Unido en plena introspección sobre el racismo.

Según los sondeos, el candidato laborista a su sucesión, Sadiq Khan, de 50 años, debe imponerse a su oponente conservador, Shaun Bailey, quien, al igual que Khan, creció en una familia modesta de esta capital de nueve millones de habitantes.

Las elecciones locales, aplazadas un año por la pandemia, permitirán también a 48 millones de votantes en Inglaterra renovar unos 5.000 puestos en 143 asambleas municipales y a los escoceses elegir un nuevo parlamento regional, una votación crucial en un contexto de aspiración independentista.

Atribuido al carácter cosmopolita de Londres, donde solo 45% de habitantes se declaran «blancos británicos» según el censo de 2011, este enfrentamiento sigue siendo excepcional en unos comicios en los que la mayoría de candidatos importantes son blancos.

Y llega después de que el movimiento «Black Lives Matter» haya reavivado el debate sobre el racismo y el colonialismo en un país donde la política sigue siendo coto de una élite formada en las universidades de Cambridge y Oxford.

«En 2016, la ciudad me eligió como su alcalde, demostrando lo progresista que es», dice a la AFP Sadiq Khan, hijo de un conductor de autobús paquistaní, que se convirtió entonces en el primer alcalde musulmán de una gran capital occidental, sucediendo al ahora primera ministro Boris Johnson.

Shaun Bailey sueña con convertirse en «el primer alcalde negro de Londres», un cargo de gran visibilidad nacional, «y el primer político negro de esta talla en Europa».

Controversias

En 2016, Khan se impuso al rico conservador Zac Goldsmith, puro producto de la élite cuya campaña con tintes islamófobos no convenció.

«No es sorprendente que los conservadores hayan decidido elegir ahora a un candidato de una minoría étnica» para presentarse como un «partido liberal e inclusivo», considera Steven Fielding, politólogo de la Universidad de Nottingham.

Sin embargo, Bailey no está exento de polémica y ha sido criticado por los comentarios que hizo hace unos años cuestionando ciertos aspectos del multiculturalismo y considerado retrógrado sobre las mujeres.

Pero más allá del origen de los candidatos y de las divisiones partidistas, su «personalidad» también juega un papel, afirma el politólogo Simon Usherwood, de la Universidad de Surrey.

Bailey está de acuerdo: «Tengo una experiencia única gracias a mis orígenes, pero eso no es lo único que puedo aportar».

Este extrabajador social criado por su madre, que fue asesor especial del ex primer ministro David Cameron, quiere dar a Londres «un nuevo comienzo» con más puestos de trabajo y viviendas y mayor seguridad contra los ataques con arma blanca que se acusa a Khan de no haber frenado.

Avance «superficial»

Para los expertos, la situación de Londres muestra los progresos realizados en los últimos años en materia de diversidad en política, aunque todavía hay mucho margen de mejora.

Varios ministros conservadores pertenecen a minorías étnicas, entre ellos carteras claves como Interior y Finanzas.

Pero «¿hasta qué punto es sincero?», se pregunta Fielding. Los partidos laborista y conservador siguen siendo muy blancos y tienen dificultades para hacer frente al racismo, la islamofobia o el antisemitismo dentro de sus filas, que se expresa sobre todo en las redes sociales.

Para Dibyesh Anand, sociólogo de la Universidad de Westminster, se trata de un progreso «superficial» porque el discurso político sigue orientado esencialmente hacia el Reino Unido blanco, con un posicionamiento muy derechista y nacionalista del gobierno.

Por ejemplo, a pesar del examen de conciencia sobre el racismo, el ejecutivo respaldó un controvertido informe que refuta el racismo institucional en el país.

Según estos expertos, el cambio vendrá de la mano de la educación, de la movilización de la sociedad civil o de una reforma del modo de designación de los candidatos.

Pero Khan se declara «optimista» sobre el futuro, porque «hay una nueva generación de políticos de gran talento y de diferentes orígenes que acelerarán el progreso».

AFP

- Advertisment -