El papa Francisco en Colombia

941

Con el primer machetazo, el sacerdote colombiano Pedro María Ramírez cayó de rodillas y clamó perdón para sus verdugos. Cuatro décadas después, en 1989, el obispo Jesús Jaramillo moría tiroteado por una guerrilla comandada por un cura. Ambos serán beatificados por el papa Francisco. Es parte de su agenda en el viaje que inicia este miércoles a Colombia, un país desgarrado por décadas de violencia que intenta extinguir el último conflicto armado del continente con la ayuda del pontífice latinoamericano. La infografía enseña toda la agenda papal de la semana que comienza. Francisco también escuchará los testimonios de víctimas y victimarios de la violencia colombiana. No tiene programadas reuniones con representantes de las guerrillas ni de la oposición política. “Es un viaje pastoral para anunciar el Evangelio”, ha explicado un portavoz del Vaticano.