Londres responsabiliza a Putin del ataque al exespía ruso Skripal

124
AFP / Daniel Leal-Olivas Una policía el 5 de septiembre de 2018 junto al hotel City Stay de Bow, donde se alojaron los sospechosos del envenenamiento de un exespía ruso y su hija

El gobierno británico designó, este jueves, al presidente de Rusia, Vladimir Putin, como el responsable “en última instancia” del envenenamiento de un exespía ruso y su hija en Inglaterra en marzo, una acusación que Moscú negó calificándola de “inaceptable”.

La fiscalía británica anunció el miércoles que tiene suficientes pruebas para imputar a dos ciudadanos rusos, identificados como Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, del intento de asesinato del ex agente doble Serguéi Skripal y su hija Yulia el 4 de marzo en Salisbury, en el suroeste de Inglaterra.

La primera ministra Theresa May afirmó después que ambos hombres eran agentes de la inteligencia militar rusa, el GRU, y que el ataque con Novichok -una potente sustancia neurotóxica surgida de un programa químico desarrollado en la Unión Soviética- fue “casi seguramente aprobado fuera del GRU, a un nivel elevado del Estado ruso”.

El gobierno británico pidió una reunión de urgencia el jueves del Consejo de Seguridad de la ONU. Poco antes de su inicio, Londres recibió el apoyo de los líderes de Estados Unidos, Canadá, Francia y Alemania.

“Tenemos total confianza en las afirmaciones británicas de que los dos sospechosos eran oficiales de los servicios de inteligencia militar rusos (…) y que esta operación fue casi con certeza aprobada a un nivel muy alto del gobierno”, afirma el texto divulgado en Londres. AFP