OTAN se blinda en Rumania para reforzar el Mar Negro frente a Rusia

500

La OTAN ha decidido reforzar su flanco Este ante la creciente presencia de Rusia en la zona del Mar Negro. Tres años después de la anexión de la península de Crimea por parte de Moscú, la Alianza Atlántica ha anunciado el envío de una brigada multinacional a Rumania. Los soldados de tierra, mar y aire —aportados por 10 países de la Alianza— se unirán a los 900 militares estadounidenses (de su misión en la OTAN) que ya están en el país balcánico, según ha anunciado este lunes Jens Stoltenberg, secretario general de la Alianza Atlántica, en Bucarest, donde se está celebrando la asamblea anual de esta organización.

“Las acciones de la OTAN son defensivas, proporcionadas y van totalmente en línea con nuestros compromisos internacionales. Estamos preocupados por el aumento de la presencia militar de Rusia cerca de nuestras fronteras y por su falta de transparencia respecto a sus maniobras militares, como [las recientes de] Zapad 2017”, ha apuntado Stoltenberg junto al presidente rumano, Klaus Iohannis. La OTAN ha criticado en distintas ocasiones Zapad 2017 (Occidente 2017) por su opacidad, y cree que en lugar de 12.700 soldados (cifra oficial), Rusia y Bielorrusia movilizaron en territorio de ambos países (incluido el enclave de Kaliningrado) muchos más.

El anuncio de la OTAN llega apenas una semana  después de que terminasen las conflictivas maniobras, las mayores de Rusia desde 2013, que se han percibido como toda una demostración de músculo militar y de sus novedades en cuanto a armamento, destacó El País de España.

Pocos detalles se conocen todavía de la fuerza multinacional que se desplegará, al parecer, tierra adentro, en la ciudad de Craiova. Rumania, que ya ha anunciado que aumentará su gasto en Defensa hasta el 2% de su PIB (el compromiso acordado con la Alianza y la exigencia del estadounidense Donald Trump que, sin embargo, apenas unos pocos cumplen), es uno de los tres países de la OTAN que tiene salida al Mar Negro (junto con Turquía y Bulgaria), donde la OTAN ya tiene patrullas navales. La nueva brigada las reforzará con más presencia aliada en los puertos rumanos y búlgaros, cooperación en la formación y más maniobras militares. Además, Reino Unido desplegará aviones de combate en el país balcánico, que se unirán a los canadienses que ya patrullan el espacio aéreo rumano.

“Nuestro propósito es la paz, no la guerra, pero necesitamos afrontar el diálogo desde una posición de fuerza y disuasión”, ha recalcado el presidente rumano. Desde la cumbre de la OTAN del año pasado en Varsovia, Rumania había tratado de que se reforzase su flanco Este. La región del Mar Negro es muy rica en petróleo y gas, así como un punto geoestratégico clave que, según los analistas, Rusia busca convertir en zona de amortiguación. Moscú ve las iniciativas de la OTAN —ha reforzado su presencia también en Polonia y los bálticos— como una manera de cercarla, y ha acusado a la Alianza de poner en riesgo la estabilidad del Este de Europa.