Presuntos islamistas secuestran a dos médicos cubanos en Kenia

138
El gobernador de Kisumu, Anyang Nyongo (derecha), recibe a un centenar de médicos cubanos llegados para dar apoyo al sistema de salud en Kenia, el 11 de junio de 2018 en Nairobi. (Foto/AFP )

Hombres armados, presuntos islamistas del grupo somalí Al Shabab, secuestraron a dos médicos cubanos y mataron al policía encargado de su protección este viernes en el noreste de Kenia, informaron fuentes policiales.

Tres responsables policiales, que trabajan en esta región de Kenia fronteriza con Somalia, indicaron que los dos médicos y el policía fueron atacados en la ciudad de Mandera el viernes por la mañana cuando se dirigían a su puesto de trabajo.

«Mataron al policía y se llevaron a los dos médicos», declaró a la AFP un alto responsable policial local, que pidió conservar el anonimato. «Por la manera en que actuaron y el hecho de que se hayan dirigido hacia la frontera somalí, tenemos motivos para pensar que los secuestradores son de Al Shabab».

Esta fuente considera en cambio que los dos médicos y sus raptores aún estarían en territorio keniano.

Los dos médicos forman parte de un grupo de un centenar de médicos cubanos desplegados en Kenia desde mediados de 2018 para reforzar los servicios de salud en este país del este de África.

En noviembre, una voluntaria de una oenegé italiana fue secuestrada en un pueblo del sudeste de Kenia por un grupo armado que disparó contra los habitantes e hirió a cinco personas. Aún no ha sido encontrada.

En aquel momento, la policía advirtió contra las especulaciones que vinculaban este secuestro a los islamistas de Al Shabab, responsables estos últimos meses de varios ataques con artefactos explosivos caseros contra las patrullas de policía y del ejército en las regiones fronterizas del norte y del este de Kenia, cerca de Somalia.

Los secuestros de extranjeros son poco habituales en Kenia, pero pueden tener un efecto devastador sobre el importante sector del turismo.

Varios secuestros en la costa en 2011 se vieron marcados por la muerte de un británico y el secuestro de su esposa. Unas semanas más tarde una francesa fue raptada en su casa en el archipiélago de Lamu.

Poco después, miembros de Al Shabab secuestaron a dos trabajadores humanitarios españoles en el campo de refugiados de Dabaab, cerca de la frontera somalí. AFP