Recuperan caja negra de avión robado y estrellado por “suicida” en EEUU

396
Fotografía tomada el 10 de agosto de 2018 por el trauseúnte John Wauldron con su teléfono celular muestra al avión robado por un mecánico suicida en Seattle, Estados Unidos, momentos antes de estrellarse. John Wauldron/AFP / John Wauldron

Las autoridades recuperaron el domingo los datos del avión que un empleado de una aerolínea robó en Seattle y estrelló poco después.

La jefa regional de la Junta de Seguridad de Transporte de Estados Unidos (NTSB), Debra Eckrote, dijo que la caja negra de la aeronave estaba quemada pero intacta, según la cadena CNN.

Los registros serán enviados el lunes a Washington DC y el análisis de los datos debe comenzar a media semana.

Eckrote, responsable de la región oeste-pacífico de la NTSB, destacó el estado de destrucción del aparato, luego que pasara por varias líneas de árboles que lo dejaron en piezas pequeñas.

“Era difícil identificar que se trataba de un avión a no ser por partes más grandes como el ala”, indicó. “Las secciones pequeñas no parecen de un avión”.

La NTSB no respondió aún al pedido de la AFP para confirmar el hallazgo.

Richard Russell, un funcionario de pista de la línea Horizon Air, robó el viernes de noche un bimotor turbohélice Bombardier Q400, que piloteó por más de una hora antes de estrellarse.

Dos caza-bombarderos F-15 persiguieron al avión tras su despegue, pero no llegaron a forzar su aterrizaje.

Las autoridades descartaron cualquier vínculo terrorista con el incidente.

Russell, que murió en el impacto, iba solo en la aeronave para 76 pasajeros.

– “Sorprendidos y con el corazón roto” –

Esta fotografía de redes sociales muestra a Richard Rossell, un agente de tierra del aeropuerto Seattle-Tacoma, que murió al estrellar un avión de pasajeron que robó previamente. Social Media/AFP /


En un diálogo con la torre de control antes de estrellarse, Russell se describió como “un tipo destrozado” con “algunos tornillos sueltos”.

“Hay mucha gente que se preocupa por mí. Les va a decepcionar escuchar que hice esto. Me gustaría disculparme con todos y cada uno de ellos”, señaló el hombre de 29 años, a quien el sherriff calificó de “suicida”.

En un comunicado, sus familiares, que lo llamaban “Beebo”, aseguraron que era “cálido y compasivo”.

Estamos “sorprendidos y con el corazón roto” con el incidente, indicó la familia en el texto, que será -dijeron- su única declaración pública.

“Era un esposo fiel, un hijo amoroso y un buen amigo … Esto es un completo shock para nosotros”, afirma.

Un blog personal de Russell, actualizado por última vez en diciembre 2017, decía que había nacido en Florida y se había mudado a Alaska a los siete años, información que las autoridades confirmaron.

Escribió que conoció a su esposa en Oregon en 2010, que se casaron un año después y que abrieron una pastelería que llevaron juntos por tres años.

La pareja se mudó al estado de Washington en 2015 para estar cerca de la familia, según el blog.

Su trabajo en Horizon Air, donde arrancó en 2015, involucraba el remolque de aviones, cargar y descargar equipaje, y limpiar las aeronaves, según las autoridades.

Los informes iniciales decían que era mecánico de una aerolínea.

Su blog da la impresión de que disfrutaba su trabajo y que usó los beneficios de la aerolínea para viajar a lugares como Irlanda y Francia.

Russell era también un líder de una comunidad cristiana local.

“Era muy muy simpático, automáticamente tratando de involucrar a todo el mundo”, dijo Hannah Holmes, que también trabajó en ese grupo religioso, citada por el diario The Seattle Times.

Rick Christenson, un supervisor de operaciones de la línea área, retirado en mayo, lo describió como un “tipo callado” pero que “le caía muy bien a sus compañeros”.

– “Violación grave” –

Russell “tuvo acceso legítimo” al avión, dijo Mike Ehl, director de operaciones aéreas del aeropuerto, que indicó “no se cometieron violaciones de seguridad”.

Michael Huerta, quien hasta enero de este año se desempeñó como jefe de la Administración Federal de Aviación (FAA) cree lo contrario.

“La seguridad es algo que se toma muy en serio y esto claramente fue una violación grave”, dijo al Seattle Times. “No me sorprendería si se toman medidas para cambiar el protocolo o agregar requisitos… La amenaza interna es algo que se toma en serio”, aseveró.

Gary Beck, presidente de Horizon Air, dijo no tener conocimiento de que Russell tuviera una licencia de piloto.

En el diálogo con la torre, cuando el controlador aéreo trató de guiarlo, él le respondió: “no necesito mucha ayuda, he jugado algunos juegos de video antes”, sin precisar si se trataba de un simulador.

AFP