viernes 15 octubre, 2021
InicioInternacionalTalibanes preparan nuevo gobierno en Afganistán y los combates se intensifican en...

Talibanes preparan nuevo gobierno en Afganistán y los combates se intensifican en Panshir

258 views

Afganistán seguía esperando este viernes la formación de su nuevo gobierno casi tres semanas después del regreso al poder de los talibanes, cuya reconquista relámpago del país sigue enfrentándose a un foco de resistencia en el valle de Panshir


El anuncio del gabinete, que según prometieron los talibanes será representativo y tolerante, se esperaba inicialmente para después de la plegaria del viernes, pero un portavoz talibán indicó a la que el anuncio no llegaría, al menos, hasta el sábado.

El movimiento islamista radical se enfrenta al enorme desafío de pasar de ser un grupo insurgente a administrar el poder, apenas días después de la retirada definitiva de las tropas de Estados Unidos tras dos décadas de guerra.

Sin embargo, el grupo sigue luchando por apagar la última llama de resistencia en el valle de Panshir, que resistió durante una década a la ocupación de la Unión Soviética y también al primer gobierno de los talibanes entre 1996 y 2001.

Ali Maisam Nazary, un portavoz de la resistencia de Panshir que estaría fuera del valle pero está en contacto con el líder principal, Ahmad Masud, dijo el viernes que los combates eran “intensos”.

A última hora del viernes se escucharon disparos de celebración en Kabul cuando se propagó el rumor de que el valle había caído, pero los talibanes no hicieron ninguna declaración oficial y un residente de la zona afirmó a la AFP por teléfono que los rumores eran falsos.

Los combatientes del Frente Nacional de Resistencia (FNR), formado por milicias antitalibanes y antiguas fuerzas de seguridad afganas, tienen importantes reservas de armas en el valle, situado a unos 80 kilómetros al norte de Kabul.

Cuentas de Twitter protalibanes difundieron videos en los que se afirmaba que los combatientes del nuevo régimen habían retomado tanques y otros equipos militares pesados.

Indicios de contacto

Mientras que la mayoría de la comunidad internacional ha adoptado un enfoque de cautela y recelo con los nuevos líderes de Afganistán, hay algunos indicios de contacto por parte de algunos países.

China confirmó la información de un portavoz talibán, según el cual el Ministerio de Asuntos Exteriores chino se comprometió a mantener abierta su embajada en Kabul y a mejorar sus relaciones.

“Esperamos que los talibanes establezcan una estructura política inclusiva y abierta, lleven a cabo una política interior y exterior moderada y estable y rompan con todos los grupos terroristas”, indicó el portavoz de la cancillería china, Wang Wenbin.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, anunció el viernes que viajará la próxima semana a Catar y Alemania para conversaciones sobre la crisis afgana.

Blinken viajará luego a Alemania para organizar, junto con su homólogo alemán Heiko Maas, una reunión ministerial virtual de 20 naciones sobre Afganistán.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, convocó una reunión de alto nivel sobre la ayuda humanitaria a Afganistán en Ginebra el 13 de septiembre.

Por su parte, los países de la Unión Europea (UE) decidieron coordinarse para mantener una presencia en Kabul, con el fin de facilitar las evacuaciones de quienes deseen salir del país, siempre y cuando las condiciones de seguridad lo permitan.

Un talibán armado monta guardia frente a la mezquita de Pul-e Khishti tras la oración de los viernes, el 3 de septiembre de 2021 en Kabul

Un talibán armado monta guardia frente a la mezquita de Pul-e Khishti tras la oración de los viernes, el 3 de septiembre de 2021 en Kabul© AFP Hoshang Hashimi

La ONU anunció la reanudación de sus vuelos humanitarios desde Pakistán hacia algunas ciudades del país, y Emiratos Árabes Unidos envió un avión con “ayuda médica y alimentaria urgente”.

Y las empresas Western Union y Moneygram reactivaron sus servicios de giro de dinero al país, de los que dependen muchos afganos receptores de remesas de familiares emigrantes.

Al borde del desastre

Incluso antes de la ofensiva relámpago de los talibanes, Afganistán era ya un país muy dependiente de la ayuda del extranjero y el 40% de su PIB procedía de la financiación externa.

Fieles musulmanes asisten a la oración de los viernes en la mezquita de Pul-e Khishti, el 3 de septiembre de 2021 en Kabul

Fieles musulmanes asisten a la oración de los viernes en la mezquita de Pul-e Khishti, el 3 de septiembre de 2021 en Kabul© AFP Hoshang Hashimi

La ONU advirtió que hay 18 millones de personas a las puertas de un desastre humanitario y que esta cifra podría duplicarse muy rápidamente.

Catar espera establecer corredores humanitarios en los aeropuertos afganos en un plazo de 48 horas, según indicó el emisario de Doha para Afganistán a la cadena Al Jazeera este viernes.

Los nuevos dirigentes afganos prometieron un régimen más abierto al que lideraron entre 1996 y 2001, conocido por la aplicación brutal de la ley islámica y su trato a las mujeres, que tenían prohibido estudiar, trabajar o salir a la calle sin compañía de un hombre.

La atención se centra ahora en si los talibanes pueden formar un gobierno capaz de manejar una economía destruida por la guerra y honrar sus promesas de un gobierno “inclusivo”.

AFP-

- Advertisment -