Trump celebra acuerdo comercial con México y anuncia negociaciones con Canadá

110
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla por teléfono con su par mexicano, Enrique Peña Nieto, desde el Salón Oval de la Casa Blanca el 27 de agosto. AFP / MANDEL NGAN

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este lunes que Estados Unidos llegó a un “muy buen acuerdo” con México y que las conversaciones con Canadá comenzarían en breve sobre un nuevo pacto regional de libre comercio.

“Es un gran día para el comercio. Es un muy buen acuerdo para ambos países”, dijo Trump.

“Canadá, comenzaremos las negociaciones en breve. Llamaré a su primer ministro muy pronto”, añadió.

Los negociadores de Estados Unidos y México han estado trabajando en las ultimas cinco semanas para resolver diferencias en el marco de la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que iniciaron hace un año, mientras Canadá, tercer socio del pacto, esperaba para unirse a la mesa tan pronto esos temas bilaterales estuvieran resueltos.

La noticia de un próximo acuerdo preliminar con un miras a modernizar el TLCAN, vigente entre Estados Unidos, México y Canadá desde 1994, impulsó al alza a la bolsa de Wall Street.

“Se ve bien un gran acuerdo con México”, tuiteó Trump el lunes en la mañana, antes del anuncio en el Salón Oval.

“En breve hablaré con el presidente Trump sobre los últimos avances a nivel bilateral de la negociación del TLCAN, con lo que Canadá podría reincorporarse a las pláticas”, tuiteó de su lado el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Ambos tuits fueron luego de que los negociadores estadounidenses y mexicanos retomaran las reuniones el lunes en Washington, luego de maratónicas jornadas el fin de semana.

“Tenemos que hacer una última negociación en un tema central y ayer (domingo) por motivos de que los expertos no estaban disponibles no lo pudimos terminar y ahorita estamos por trabajar en eso”, dijo el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, sin dar más detalles.

Sin embargo, Guajardo insistió en que los esfuerzos para lograr un nuevo TLCAN no estarán concluidos hasta que Canadá se sume a la mesa.

“No vamos a revelar nada porque muchas de estas cosas implican a Canadá. Hasta que no terminemos con la posición de Canadá, no podremos revelar todos los elementos”, dijo Guajardo a periodistas.

Autos y energía

Tratado de libre comercio norteamericano. AFP / AFP

El TLCAN está bajo revisión desde agosto de 2017 a instancias de Trump, que lo considera “un desastre” para su país y amenazó incluso con abandonarlo o entablar acuerdos separados con los otros dos socios.

Los negociadores trabajan a contra reloj para alcanzar un nuevo TLCAN para finales de agosto.

La fecha límite se debe a que quieren firmarlo antes de que Peña Nieto entregue el cargo al mandatario electo, Andrés Manuel López Obrador, el 1 de diciembre, y para esto, el Congreso estadounidense debe ser informado del pacto 90 días antes.

Guajardo y Lighthizer comenzaron a reunirse a finales de julio para resolver asuntos bilaterales, luego de que las negociaciones entre los tres socios se estancaron en mayo, en parte por las elecciones en México.

Uno de los grandes escollos en las conversaciones bilaterales ha sido el tema de las reglas de origen de la industria automotriz, que Estados Unidos pretende endurecer, quitándole a México las ventajas obtenidas por los bajos salarios y el comercio libre de aranceles.

Según reportes de prensa, el nuevo pacto aumentará el requisito de contenido regional en vehículos producidos en América del Norte, pasando del actual 62,5% al entorno del 70%. Además, se exigirá que 40% del valor provenga de zonas con salarios de unos 16 dólares la hora. Los vehículos ensamblados en plantas existentes que no cumplan con esto pagarán aranceles de 2,5%.

Jesús Seade, delegado de López Obrador en las negociaciones del TLCAN, eludió confirmar el sábado estas informaciones pero dijo que el tema automotor está “basicamente resuelto”, aunque “hay algunos aspectos de plazos y cosas que todavía están sin resolver”.

Otro asunto espinoso tiene que ver con la alegada intención de Washington de incluir un nuevo capítulo sobre energía en el modernizado TLCAN, para rechazo de López Obrador, que prevé reformas en ese sector muy sensible para los inversionistas.

Seade dijo el domingo que “el tema grande energético” está “planchado” (preacordado).

“Es lo que estamos avanzando”, señaló, tras asegurar el sábado que ya se había alcanzado “algo satisfactorio” aunque sujeto todavía a chequeos técnicos.

AFP