Asesor de jefe de OEA defiende validez de audiencias sobre Venezuela

175
Luis Moreno Ocampo, asesor especial del secretario general de la OEA, Luis Almagro, para Crímenes de Lesa Humanidad.
Luis Moreno Ocampo, asesor especial del secretario general de la OEA, Luis Almagro, para Crímenes de Lesa Humanidad.

Washington. (AFP).- Las audiencias que se realizarán en la OEA para analizar si en Venezuela se han cometido delitos de lesa humanidad son un paso sin precedentes, dijo este miércoles el responsable de esas reuniones en el organismo, Luis Moreno Ocampo, en medio de críticas de Caracas a las mismas.

“Este mandato es único, es la primera vez que se hace, y no tiene precedentes”, dijo a AFP el jurista argentino, quien en julio pasado fue nombrado asesor especial del secretario general de la OEA, Luis Almagro, para Crímenes de Lesa Humanidad.

El también exfiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) destacó que las audiencias que se realizarán en la OEA, este jueves y viernes, no constituyen “un juicio” y que “se trata de saber si hay bases razonables para abrir una investigación”.

Por iniciativa de Almagro, Moreno Ocampo será facilitador de las audiencias y del trabajo con expertos para decidir, mediante el análisis de la información, si hay base para elevar el caso de Venezuela a la CPI.

El martes, durante una sesión del Consejo Permanente de la OEA, la delegación de Venezuela denunció la carencia de un mandato expreso de los países miembros para realizar las audiencias.

El experto admitió este miércoles que, dado el carácter inédito de la iniciativa, incluso dentro de la OEA hubo cuestionamientos.

“Tuvimos hace una semana una reunión con embajadores y se cuestionó este tema. El secretario general explicó que él cree que esta es su atribución”, relató. Como Almagro obtuvo fondos externos de la OEA para este proyecto, “él define su mandato”, añadió.

Después de las audiencias, ya en el mes de octubre, tres expertos convocados por la OEA (que aún no fueron anunciados) producirán una conclusión sobre si el caso debe o no ser enviado a la CPI.

Si la conclusión de esos expertos es que el caso debe ser considerado por la CPI, bastará con “un único voto de parte de un país que sea miembro de la OEA y también de la Corte Penal” para elevarlo a este tribunal. “Ese voto puede ser incluso de uno de los países europeos observadores de la OEA”, explicó Moreno Ocampo.