Embajador de Guaidó en Colombia busca solución a los uniformados desertores

1229
Humberto Calderón Berti indicó que con la cooperación del gobierno de Iván Duque trabajan en la búsqueda de una solución que permita ofrecerles a los uniformados programas de formación.(Foto/Diario La Opinión)

Ante el reclamo de los militares y policías venezolanos que desertaron en las últimas semanas y se refugiaron en Colombia, exigiendo que se les brinde más atención ante su futuro incierto, la Embajada de Venezuela, a cargo de Humberto Calderón Berti, designado por Juan Guaidó, informó que abordará la situación.

A través de un comunicado, la entidad diplomática señaló que, “conjuntamente con la eficaz y solidaria acción de autoridades colombianas de Cancillería, el Ministerio de la Defensa, Migración y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastre (Ungrd), ha venido trabajando para atender a los más de 1.000 efectivos militares venezolanos, que se encuentran en territorio colombiano, de manera especial en la ciudad de Cúcuta”.

“Estos compatriotas han llegado como resultado de la profunda crisis que se vive en Venezuela, la cual afecta a toda la población, entre ellos los integrantes de nuestras FAN. A estos militares se les ha brindado una atención temporal consistente de alojamiento y alimentación”, destacó la Embajada.

El representante del presidente encargado de Venezuela, reconocido por 50 países, entre ellos Colombia, indicó que con la cooperación del gobierno de Iván Duque trabajan en la búsqueda de una solución que permita ofrecerles a los uniformados programas de formación bajo el marco de Acuerdos Binacionales de Cooperación.

Agregó que estas iniciativas de capacitación serán adelantadas a través del Servicio Nacional de Aprendiza (Sena).

Igualmente, la Embajada de Venezuela destacó que este lunes “se llevará a cabo una reunión multidisciplinaria con las autoridades nacionales y locales, en búsqueda de atender las necesidades de estos jóvenes militares y los familiares de ellos”.

El sábado, algunos efectivos desertores se quejaron por la posible inminencia de su salida del hotel Villa Antigua, en Villa del Rosario, donde se hospedan aproximadamente 200 de ellos.

Según un grupo de uniformados, hay preocupación porque dejaron sus carreras en el vecino país para apoyar a Juan Guaidó, pero hasta el momento no han tenido mayor respuesta sobre su futuro y garantías en Colombia. (Diario La Opinión)