Este lunes arrancaron las mesas de cambio anunciadas por el BCV

822
BCV/Archivo

A partir de este lunes las instituciones bancarias podrán realizar operaciones de compra y venta de divisas a través de las mesas de cambio anunciadas por el Banco Central de Venezuela (BCV) el pasado 7 de mayo.

Mediante la Resolución N° 19-05-01, el BCV autoriza a los bancos «comprar y vender monedas extranjeras por parte de las personas naturales y jurídicas del sector privado» así como «Organismos Internacionales, Representaciones diplomáticas, sedes consulares y funcionarios extranjeros debidamente acreditados ante el Gobierno».

Sin embargo, Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanálitica, aseguró a Caraota Digital que estas mesas no pueden ejecutarse debido a los bajos límites en las tarjetas de créditos y a la hiperinflación, por lo que prefiere hablar de «un sistema de liberación de divisas, pues permite que se pacten operaciones de compra-venta de dólares y se fije el tipo de cambio resultante, además de eliminar otras limitaciones».

«Las personas entienden que con las mesas de cambios pueden ir a la taquilla con bolívares y el banco le dará dólares o que saldrá al exterior y podrá comprar con la tarjeta de crédito. Pero eso no se puede hacer. Si quiere usar la tarjeta de crédito en el exterior, bueno, úsela. Pero el banco no tiene la capacidad de gestionar el pago luego», enfatizó Oliveros.

Los requisitos para participar en las operaciones del sistema de mesas de cambio a través de los bancos autorizados que entró en vigencia hoy son: tener la cédula laminada, ser mayor de 18 años, ser cliente del banco, contar con los fondos suficientes, y tener billetes en buen estado en caso de venta.

Los bancos publicarán diariamente en su página web un tipo de cambio promedio ponderado de todas las transacciones.

En el artículo VI se establece que los interesados en presentar cotizaciones de oferta o demanda a través de este sistema deberán haber cumplido satisfactoriamente con los procesos correspondientes ante el operador cambiario y ser cliente de la institución bancaria en el sistema financiero nacional.