Implicado un PNB en asesinato del exgobernador Yáñez Rangel

1041
En el asesinato del exgobernador de Cojedes, Jhonny Yáñez Rangel, participó un efectivo de la PNB.

Lo tenían secuestrado y logró comunicarse con su yerno. Le informó lo que los captores pedían: una cadena de oro y un reloj Rolex. Así lo liberarían.

Eso lo vivió el exgobernador de Cojedes, Jhonny Yáñez Rangel, quien fue hallado carbonizado dentro de un carro la tarde del 24 de septiembre.

Explicó la policía científica que le quitaron la vida  durante el secuestro, debido a que él trató de huir de sus captores. Le dispararon en la cabeza.

Yáñez Rangel estaba visitando a un familiar en la Clínica Metropolitana, en Caracas, y salió a La Trinidad a buscar unos medicamentos. «En el túnel de La Trinidad fue detenido por una patrulla de la PNB y de un Chery Orinoco, blanco, bajaron varios hombres», reseñó en Twitter el periodista Román Camacho.

«Lo someten y se lo llevan en su vehículo, un Toyota, Corolla. El yerno, que estaba en la clínica, fue informado del secuestro y buscaron prendas de valor en su residencia y las entregaron en la carretera Panamericana. Los delincuentes, aun tras haber cobrado, le disparan en la cabeza e incendian el carro», continuó Camacho.

Un funcionario de la PNB está implicado en el asesinato del exgobernador de Cojedes, Jhonny Rangel. Lo identificaron como Roberto Carlos Navarro Armas, de 25 años de edad.

«El uniformado usó una patrulla policial para perpetrar el secuestro. Estaba implicado en otros dos secuestros más», reseñó en sus redes la periodista Lysaura Fuentes.

El cadáver de Yáñez Rangel fue quemado dentro del carro. Lo hallaron en el sector Bejarano, de la carretera nacional La Mariposa. A los restos se les efectuó odontología forense, comprobándose la identidad de Yáñez Rangel, indicó Douglas Rico, jefe nacional del Cicpc, la tarde de este viernes 11 de octubre.

Rico  ratificó que  la autopsia determinó que la causa de muerte fue una herida producida con un arma de fuego en la región cefálica.