Inicio Nacional Maduro repudió «intento de politización» de la procesión de la Divina Pastora

Maduro repudió «intento de politización» de la procesión de la Divina Pastora

Presidente de la República, Nicolás Maduro, en la presentación de su Memoria y Cuenta 2019. (Foto/@ViceVenezuela)

En la presentación de su Memoria y Cuenta 2019 en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el presidente Nicolás Maduro rechazó las críticas que en contra del Gobierno dirigió el administrador apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto, monseñor Víctor Hugo Basabe, este martes 14-E durante la misa de la Divina Pastora.

«Repudiamos el intento de partidizar y politizar una procesión que le pertenece al pueblo de Lara. Por eso jamás vieron a Chávez,  no verán a mi persona o a cualquier líder chavista manipulando procesiones ni santos», dijo el mandatario nacional, informó Panorama.

«Nuestra fe en nuestro Dios es desde nuestro corazón. Apoyamos todas las manifestaciones de fe del pueblo como patrimonio cultural. Pero rechazamos ese irrespeto, sobre todo de los curas… deben aprender a respetar al pueblo católico de Venezulea, que no quiere que se siga politizando los púlpitos de la Iglesia. Utilizo este púlpito nacional para pedir respeto», agregó.

Afirmó que «los obispos deben aprender a respetar la oración sincera del humilde (…) Exijo respeto a los obispos para el pueblo católico, para el pueblo de Cristo».

En su misa a las puertas del templo de la Divina Pastora, en Santa Rosa, antes de emprender el camino hacia la capital de Lara,  monseñor Basabe dijo:  «Este un pueblo sitiado, un pueblo al que se quiere controlar viviendo en la oscuridad por los constantes cortes eléctricos (…) Un pueblo que vive de la persecución. Una situación que ha obligado a que nuestros seres queridos busquen otros caminos».

«Al pueblo lo han traicionado mercaderes de la política (…) Estamos obligados a responder con las armas de Dios. Es el momento de la unidad», dijo en su mensaje el prelado.

Pidió a partidarios de Parra y Guaidó dialogar

El presidente de la República, Nicolás Maduro, indicó que los hechos ocurridos el  5 de enero en la Asamblea Nacional son el resultado de «un conjunto de políticas fracasadas, de corrupción interna, incoherencias y de derrotas».

Añadió que un sector de la misma oposición escogió otra junta directiva de la AN, que en la actualidad disputa el poder político. Abogó por implementar mecanismos que permitan superar las diferencias.

«Le pido a la Mesa de Diálogo Nacional, y a todos los países del mundo, para que las partes en conflicto se sienten a conversar», sostuvo.

Instó al sector de la «oposición guaidosista, disminuido y dividido», al sector emergente de la oposición «que tomó la junta directiva con los votos de la mayoría y al Bloque de la Patria que se sienten en una sola mesa».

Propuso invitar a la Unión Europea, ONU, Celac y todas organizaciones a acompañar las elecciones legislativas previstas para este año.

«Que se invite ampliamente a la UE, a la secretaria general de la ONU, a la Unión Africana y a todas las organizaciones (…) para que vengan a ver cómo el pueblo de Venezuela, un pueblo libre, elige su nueva AN, pero Luis Almagro no, la OEA no».

 

Salir de la versión móvil