lunes 6 julio, 2020
Inicio Nacional Precios en mercados municipales distan de los acordados por el Gobierno

Precios en mercados municipales distan de los acordados por el Gobierno

546 vistas

A finales del pasado abril, el presidente Maduro decidió retomar el control de precios de algunos productos alimenticios básicos, pero esta vez en dólares; ya en cuatro capitales del país se comienzan a ver los estragos que traer la regulación


Las diferencias de precios entre los supermercados y los mercados municipales (o callejeros) vuelven a ser abismales, también los costos entre las ciudades del oriente y del occidente del país; y la ausencia de varios productos durante días, es otra vez la norma.

Ya en cuatro capitales del país se comienzan a ver los estragos que trae la regulación de precios de productos de la cesta básica. En cuanto a las cajas y las bolsas que venden los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), cada vez son más flacas, poco variadas y de demoran más en llegar.

A finales de abril, el Gobierno nacional decidió retomar el control de precios de productos alimenticios básicos, pero a diferencia de las otras tantas regulaciones que han hecho los últimos tres lustros, en esta oportunidad reconocieron que acabaron con el bolívar y la usaron como referencia para la regulación el dólar, ese que antes satanizaban y acusaban de “criminal”.

Regularon 27 productos de la canasta básica. Los precios en bolívares de estos productos se actualizarán de acuerdo con el tipo de cambio oficial que publica diariamente el Banco Central de Venezuela (BCV).

El 27 de abril debía salir la resolución publicada en Gaceta Oficial. Aún no ha sido publicada.

A un mes de esta nueva vieja estrategia de la administración de Maduro, TalCual, Yaracuy al Día y La Nación salieron a las calles de Caracas, Maturín, San Felipe y San Cristóbal, a consultar en cuánto se consiguen los principales 10 productos de los 27 regulados.

La última vez que el gobierno congeló precios fue en agosto de 2018 con la publicación de una lista de 25 productos regulados y una ola de fiscalizaciones de la Sundde, que generaron una severa escasez de productos básicos que solo se conseguían en el mercado negro.

En San Cristóbal, por las nubes y en pesos

Inmediaciones del mercado Los Pequeños Comerciantes (Foto/Johnny Parra).

En un recorrido hecho por dos mercados municipales –los más reconocidos- de la ciudad de San Cristóbal, en el estado Táchira, se constató que el peso colombiano es la moneda que lleva la batuta en el comercio, pues predomina en gran medida sobre la moneda nacional e incluso el dólar. De hecho, los precios de los productos son reflejados abiertamente en moneda colombiana.

El primer recorrido fue realizado el 20 de mayo, en el mercado Los Pequeños Comerciantes, ubicado en La Concordia. Los precios de los 11 rubros consultados varían en menor medida de precio entre unos locales y otros.

Aunque, vale destacar, que en las inmediaciones de dicho mercado, los vendedores informales exigen el pago en pesos y muchos, incluso rechazan el dólar como pago. El valor del cambio es recibido entre 0.018/0.019/0.020, esto queda a la libre decisión del vendedor.

En San Cristóbal no solo prevalece la oferta de productos colombianos sino que además ofertan todos los alimentos en pesos (Foto/Johnny Parra).

En ambos mercados la mayoría de los productos consultados el precio estaba por encima de la regulación establecida por el Gobierno de nacional.

Precio del dólar Bs 182.834,22.

Lista de precios en el mercado Los Pequeños Comerciantes:

– Huevo Bs. 600 mil el cartón (10mil pesos)

– Harina de maíz (1 kg) 190.000 Bs. (entre 2.900 y 3.500 pesos)

– Pollo (1 kg) Bs. 360 mil (7 mil pesos)

– Arroz (1 kg) 195.000 bolívares (entre 3.000 y 3.500 pesos)

– Aceite vegetal (1 litro) Bs 300 mil (7.000 pesos)

– Café (medio kilo) Bs 500 mil (10 mil pesos)

– Azúcar (1 kg) 300 mil bolívares (entre 2.800 y 3.000 pesos)

– Queso blanco duro (1kg) Bs. 800 mil (entre 8.000 y 10.000 pesos)

El paquete de pasta larga de 1 kg estaba en Bs 250.000 (4.5000 pesos), el kilo de la corta en mil Bs 340.000 (6.800 pesos). El kilo de chocozuela en Bs 52.600; el kilo de hueso rojo en Bs 131.000; y la pulpa negra, ganso, muchacho cuadrado o redondo oscilan entre Bs 600 y 700 mil (10 mil pesos). La margarina de 250 mg, estaba en Bs 210 mil (5.700 pesos)

Por otra parte, tras el sondeo realizado el viernes 22 de mayo en el mercado de La Ermita, en San Cristóbal, se constató que los precios no distan tanto del primer lugar consultado.

El dólar estaba en 188.129,91.

Lista de precios en el mercado de La Ermita

Huevos entre Bs 600 y 640 mil el cartón (10.000 11.000 pesos/ medio cartón 5mil pesos)

Harina de maíz 195.000 bs (entre 3000 y 3500 pesos)

Pollo (1 kg) pollo entero Bs 360 mil o 7 mil pesos (medio kilo de pechuga en 4 mil pesos)

Arroz (1 kg) 185.000 bolívares o entre 3000 y 3500 pesos

Café (medio kilo) 600 mil bolívares – 10 mil pesos

Azúcar 300 mil bolívares o 3000 pesos

Queso blanco duro 800 mil bolívares o 8.500 pesos

Mantequilla (medio kilo) 490mil /520mil/550mil bolívares o entre 7mil 8mil y 9mil pesos

La carne de res, el kilo de chocozuela, ganso, muchacho cuadrado o redondo, los precios varían entre Bs 500 mil (costilla), 600 y 700 mil; según sea de primera o segunda. Los huesos para sopa son más económicos. La pasta larga de 1kg la vende a Bs 250 mil (4500 pesos), pasta corta de 1 kg, Bs 340 mil (6.800 pesos). El aceite vegetal 300 y 350 mil bolívares o 7 mil pesos el de 500 mililitros.

En Yaracuy

El 21 de mayo, en un supermercado de San Felipe (una cadena regional), de los 10 productos a consultar se encontraron siete y la mayoría de estos se estaban vendiendo por debajo del precio regulado, menos el queso blanco, café y la pasta alimenticia, que estaban un poco encima. Mientras que un mercado municipal de la región, casi todos los productos estaban muy por encima de la regulación. De los 10 seleccionados para este monitoreo, solo se encontraron seis y de esos seis, cinco marcaban un precio mayor al regulado.

El dólar estaba en Bs 183.533,83.

– Harina de maíz: 178.000 bolívares

– Pollo: (1 kilogramo): 249.000 bolívares

– Aceite vegetal (1 litro): 274. 939 bolívares

– Azúcar (1 kilogramo): 159.000 bolívares

– Queso blanco duro (1 kilogramo): 485.000 bolívares

– Arroz: 199.000 bolívares

– Café molido (500 gramos): 372.000 bolívares

– Pasta (1 kilogramo): 232.000 bolívares

– Cartón de huevos: 627. 300 bolívares

La margarina se encontró otra presentación distinta a la regulada: margarina, de 200 gramos a BS 232.000.

Precios en el Mercado Municipal

– Cartón de huevos: 627. 300 bolívares

– Aceite vegetal (1 litro): 409. 451 bolívares

– Café molido (500 gramos): 468.000 bolívares

– Harina de maíz: 186. 970 bolívares

– Arroz: 191. 171 bolívares

– Pasta (1 kilogramo): 300.000 bolívares

– Queso blanco duro: 520.000 bolívares

La margarina se encontró otra presentación distinta a la regulada: margarina, de 200 gramos, a Bs 217.000.  En cuanto al pollo, al momento de la visita sumaban 5 días sin contar con el producto. Igual la azúcar.

En Caracas el café es más barato

El mismo día de la visita a el mercado de La Ermita y al Mercado Viejo se hizo el recorrido por Caracas. Se buscaron los productos en dos zonas del oeste de ciudad y en un supermercado del noreste. En un establecimiento comercial de la avenida Urdaneta este era el precio del café, Bs 330.000; azúcar (1kg) Bs 180.000; pollo (1kg) Bs 300.000; el kilo de queso blanco en Bs 300.000; y el cartón de huevos en Bs 600.000.

En el mercado de Catia el pollo estaba en Bs. 330.000; la harina de maíz en Bs 193.000; y la margarina de 500 mg en Bs 490.000.

El dólar estaba en Bs 188.129,91.


El CLAP: dieta base de granos y cereales

La Nación conversó con dos personas que suelen recibir las bolsas que vente el gobierno –ambas prefirieron mantener sus nombres en el anonimato-, y les consultó sobre el precio, mecanismo de pago y la cantidad de productos que traer el CLAP en su zona, dos sectores diferentes del Táchira.


En Táchira el CLAP también es más caro

Una mujer de 55 años, residenciada en el sector El Hiranzo de Táriba, en el municipio Cárdenas, señaló que el CLAP les llegó a principio de mayo y que les “exigieron” el pago en efectivo de 230 mil bolívares, hecho que denunciaron públicamente, pues ante la escasez de efectivo y la temporada de la cuarentena, a muchos se les hizo cuesta arriba pagar. Además, criticó la inmediatez con la que solicitaron el dinero, ya que “fue de un día para otro prácticamente”, dijo.

La –ahora- bolsa del CLAP que recibió esta habitante de El Hiranzo contenía 5 kg de arroz, 3 kg de harina de maíz, 1 kg de azúcar y 3 kg de lentejas. Para lo cual empleó al menos una hora para retirarlo, donde le fue indicado.

Otro caso, es el de una familia del barrio San Carlos, en Barrio Obrero, municipio San Cristóbal, que pagó 210 mil bolívares por transferencia a una cuenta en el Banco de Venezuela. Su bolsa CLAP compuesta por 8 kg de arroz, 2 kg de pasta, 1 kg de lentejas, 2 kg de harina de maíz y 1 kg de azúcar. Les fue entregada en la puerta de su casa, a pocos días de haber hecho la trasferencia bancaria.

En Táchira la oferta del Gobierno nacional es escasa en variedad y sin proteína animal.

En Yaracuy el Clap incluye enlatados

En Yaracuy, en el urbanismo Santa Teresa, de Cocorote y urbanismo Ciudadela Hugo Chávez, municipio San Felipe, reciben la caja CLAP mensualmente. En abril tuvo un costo de 45.000 bolívares y trajo productos similares, en algunos varía la cantidad entregada en uno y otro sector. En el primero trajo: 1 litro de aceite; 4 kilogramos de harina de maíz; 2 kilogramos de arroz; 2 kilogramos de pasta; 2 sardinas de 125 gramos; 3 kilogramos de frijoles chinos; 1 kilogramo de harina de trigo todo uso; y 1 kilogramo de azúcar.

En la ciudadela trajo: 2 kilogramos de lentejas (en vez de frijoles como en Santa Teresa) y dos kilogramos menos de harina de maíz y de arroz.

En ambos el pago es por transferencia, se le paga vía transferencia al encargado por edificio (jefe de calle) y el día que despachan las cajas, el vecino recibe la notificación de retirarla en el apartamento de la persona encargada. Los vecinos de Santa Teresa afirman que es un proceso “sencillo y rápido”.

(Trabajo especial de Diario La Nación, Yaracuy al Dia y Tal Cual)

- Advertisment -