Venezuela intentará hacerse oír en próxima reunión de la OPEP

82

AFP.- Venezuela intentará esta semana, en la reunión de la OPEP, hacer oír su voz pocos días después del nombramiento de un nuevo ministro del Petróleo, que asume también la dirección de la estatal Pdvsa, en plena crisis, reseñó AFP.

Manuel Quevedo, un general de la Guardia Nacional, fue nombrado por sorpresa el domingo a la vez ministro del Petróleo y presidente de Pdvsa, la compañía nacional que aporta el 96 % de las divisas del país pero cuya producción ha caído a mínimos históricos y fue declarada en default por su enorme deuda.
A la espera de que se confirme su presencia en Viena, la llegada de un militar al frente de Pdvsa no convence a los analistas del mercado del crudo.

“Reflotar ahora a Pdvsa es muy complicado. No por cambiar a un gestor, que tampoco parecer tener una gran experiencia en temas petroleros, el problema se va a subsanar”, afirma a la AFP Gonzalo Escribano, director del programa Energía del Real Instituto Elcano de Madrid.

A pesar de que Venezuela tiene las reservas de petróleo más importantes del planeta, la falta crónica de inversiones ha lastrado su capacidad de producción, en mínimos históricos.
Según datos de la propia petrolera, la producción diaria ha caído más de un 23 % entre enero de 2016 y octubre de 2017.

El “oro negro” es vital para la economía y la estabilidad del Gobierno venezolano y Quevedo tiene el gran objetivo de elevar la producción, ahora cercana a 1,9 millones de barriles diarios (mbd), cuando en 2008 llegó a alcanzar los 3,2 mbd.
El otro gran problema de Pdvsa es la corrupción, como reconoció el propio presidente venezolano, Nicolás Maduro, al nombrar a Quevedo para que haga “limpieza” y reestructure totalmente la compañía.

Por su parte, el fiscal general venezolano, Tarek William Saab, pidió “adecentar” la compañía.

En este contexto, las autoridades venezolanas detuvieron la semana pasada por presunta corrupción al presidente y a cinco vicepresidentes de Citgo, la filial en Estados Unidos de Pdvsa, por “un robo descarado”, en palabras de Maduro.
Sin embargo, la tarea será ardua.

“El problema de Pdvsa es un problema de falta de inversión, de falta de mantenimiento. El dinero que Pdvsa genera se lo quita el Gobierno para financiar gastos que mantengan la estabilidad del régimen”, apunta Escribano.