Noche de ronda

160

EL 28 DE JUNIO de 1919, la Liga de las Naciones creada por el Tratado de Versalles que selló la rendición alemana en la Segunda Guerra Mundial, entró en vigencia la Organización Internacional del Trabajo, OIT que había sido fundada el 11 de abril y que hoy pertenece a la Organización de las Naciones Unidas, con su sede en Ginebra y que protege a 187 países en todo el planeta…..SU RAZÓN DE  existir es de aplicar la justicia social en la masa laborar, democratizar el trabajo en su normal distribución en respuesta a los abusos cometidos luego de la revolución industrial de mediados del siglo XIX…..AHORA ESTE organismo especializado de la ONU que cumple 100 años, dirige sus esfuerzos más que a la distribución de la riqueza, a una equilibrada distribución del trabajo, para lo cual en sus asambleas anuales, reúne a representantes de los sindicatos, de los empleadores y de los gobiernos de todo el mundo fijando normas para regular los ingresos de la clase productiva que ha hecho posible por ejemplo el pago de los sueldos y salarios, el paso a solo 8 horas de actividades diarias, al disfrute anual de las vacaciones y al apego a las normas de los derechos humanos imperante…..POR ELLO pide que en las naciones se reúnan de manera tripartita los patronos, los obreros y los gobiernos para discutir sus mejoras en sus centros de operaciones, su asistencia en la salud y en su calidad de vida, por las que siempre han luchado los sindicatos con cláusulas escritas en sus contratos colectivos para las mejoras de sus afiliados……PERO LO QUE pasa a nivel internacional, se está olvidando en Venezuela, en donde mientras un obrero textil en Camboya gana como sueldo mínimo 160 euros, es decir más de millón y medio de bolívares, aquí, no llega a los 6 euros de acuerdo al cambio oficial de 6.946 de bolívares por la  divisa europea…..IGUAL ESTÁ  sucediendo por la escasa fuerza que antes tenía el sector sindical que no se pronuncia con contundencia sobre esta situación, y más bien luce sumamente dividido y debilitado a tal punto que la otrora poderosa Confederación de Trabajadores de Venezuela, CTV, se ha convertido en un club de amigos sin ninguna fuerza ante la parte patronal, llámese el Gobierno Nacional o Fedecámaras condenando a la indefensión al trabajador común y corriente que está rodeado de líderes adeptos al oficialismo y de opositores sin el poder de antes……LA OIT EN ESE  sentido ha acordado una serie de resoluciones en favor del obrero venezolano, las mismas que han quedado en la gaveta del olvido, mientras que hasta en Haití, se gana diez veces más que en Venezuela, el país rico en petróleo pero pobre en justicia laboral. Cuando menos, es lo que arrojan los hechos.

…….

Y ESTO, es todo por hoy.

…….

MENTIRAS  Universales:

“Aquí el salario mínimo es el más alto de Sudamérica”.

…….

DIOS, los bendiga, ¿Saben?

VICTOR MATOS