Noche de Ronda

125

MIENTRAS AYER se formaban las colas de los pensionados y jubilados frente a las agencias bancarias para retirar los 40 mil bolívares respectivos del mes de septiembre, un cartón de huevos se cotizaba en 44 mil bolívares; el queso había aumentado en un 40 %, y el jamón no tenía compradores…HACE APENAS dos años, el sueldo mínimo era el equivalente a 53 dólares, es decir, al cambio oficial, unos 805 mil bolívares, pero que ahora representan unos 3 dólares al mes, lo que refleja no solo la depreciación de la moneda, sino lo insostenible de sobrevivir con tan menguados ingresos…NUEVAMENTE la galopante inflación sigue haciendo estragos, pues los precios varían por lo menos cada tres días, de ahí que se ven los anaqueles en los mercados bastante surtidos, pero cuyos productos no pueden ser adquiridos ante la incapacidad monetaria de los trabajadores…Y PARA COLMO, ya se ha hecho lo más natural el operar con divisas, aquí en pesos colombianos o en dólares en el resto del país, lo que encarece más las cosas y llena de incertidumbre a los consumidores…SE ACABARON los aumentos bimensuales de sueldos y salarios, pero no se han agotado los argumentos de echarle la culpa al imperio de los fracasos ostensibles por los cuales seguimos padeciendo…EL NUEVO CONO  monetario, apenas a un año de su vigencia, se ha convertido en un fiasco. Los billetes de 2, 5, 10, 20 y 50 bolívares están fuera de circulación y hasta los de 50 mil bolívares no satisfacen las imperiosas necesidades diarias…EL CERCO internacional por las sanciones y el bloqueo siguen, y ante estas presiones, la respuesta es exhibir el apoyo de naciones poderosas como China, Rusia y Turquía, pero nada se dice de la debacle en la producción petrolera, de la asfixia crediticia a la banca, del desastre de las empresas expropiadas por el Estado, de la parálisis económica que hace imposible que funcione normalmente el aparato productivo, en donde la industria privada ha cerrado las tres cuartas partes de su poder empresarial, que el comercio se encuentre contra la pared, y que la buhonería o el “bachaquerismo” se hayan convertido en los medios de subsistencia de la población venezolana…SE ESPERA que en cualquier momento se anuncie otro aumento del sueldo mínimo, que a lo mejor disparará aún más los precios, pues vamos como una locomotora de alta velocidad rumbo al desastre…ESTAS OBSERVACIONES me hacen recordar a Mary Shelley, la autora, en 1816, del personaje Dr. Víctor Frank, que dio vida a Frankenstein, el mítico mutante que caminaba haciendo desastres por su cuenta y riesgo, forjando  calamidades a su paso, sin que nadie pudiera controlarlo. Así se comporta el fenómeno de la inflación, si no se toman las duras medidas que se ameritan para frenarla y deje de destruir el aparato social..

Y ESTO, es todo por hoy

……..

MENTIRAS  Universales:

“Ya tenemos las herramientas para multiplicar la producción”

…….

DIOS los bendiga. ¿Saben?

VÍCTOR MATOS