domingo 16 enero, 2022
InicioOpiniónBlackout o apagón mundial indefinido y el rol de las Universidades

Blackout o apagón mundial indefinido y el rol de las Universidades

657 views

Pedro Morales *


«Una masa sigilosa lleva semanas abasteciéndose de alimentos y material de ferretería, aterrada por el fantasma del apagón…”La gente ha perdido la cabeza. Las mercancías que normalmente vendíamos en cuatro meses se han agotado en una semana”» (ABC, 18-11-2021)

Desde una perspectiva transcompleja puede aseverarse que la situación caótica a nivel mundial tiende a empeorar irreversiblemente, dados los equivocados patrones de concurrencia y conducta de la humanidad en su conjunto, contrarios a los valores morales, éticos, religioso y espirituales, por lo que irremediablemente, el “katejon” (según el padre Michel Rodrigué está en la figura de san José)  se quitará discreta y definitivamente del medio (a partir del 8 diciembre de 2021), lo que determina de por sí un desenlace irreversiblemente predecible en lo económico, sanitario, social y ambientalmente ecológico.

“Pues el plan secreto de la maldad ya está en marcha; sólo falta que sea quitado de en medio el que ahora lo está deteniendo” (2 Tesalonicenses 2:7)

Por todo ello con mucha mayor inclusión, vigencia, pertinencia y calidad se ratifica a cada instante, que ante cualquier circunstancia de orden situacional, coyuntural o estructural, por muy compleja y brutal como se perfile: “Las Universidades son Instituciones al servicio de la Nación y a ellas corresponde colaborar en la orientación de la vida del país mediante su contribución doctrinaria en el esclarecimiento de los problemas nacionales”. Artículo 2. Ley de Universidades.

« Las autoridades manejan escenarios catastróficos, donde uno de los principales es un blackout indefinido…Mientras la humanidad todavía busca salir de la pesadilla del COVID-19…las autoridades han lanzado una campaña para que la ciudadanía se prepare para un enemigo impensado, pero que podría estar a la vuelta de la esquina: un gran apagón eléctrico de duración indefinida. La instrucción es básicamente tener agua y comida para varios días. Y también tener a la mano combustible, velas, baterías y otros artefactos de primera necesidad. “¿Qué hacer cuando nada funciona, cuando no hay agua ni electricidad? Un gran apagón tiene enormes consecuencias”…Y no hay que ser adivino para saber qué ocurriría si los semáforos, computadores, cajeros automáticos, internet, móviles, transporte y otros servicios sencillamente murieran» (DW, 26-10-2021)

Y ellas, las Instituciones Universitarias, con un poder en esencia ampliamente benevolente y consecuente con el bienestar sustentable de la sociedad,  están obligadas a dar respuesta proactiva, sensata y congruente, en la dinámica natural de la Universidad, de seguir siendo “luz en la oscuridad” y bajo una sólida concepción de teología política, contribuir a preparar a la sociedad para lo que se avecina en el horizonte cercano: por más que se ignore, se menosprecie o sea evidente la falta de  credibilidad por parte de algunos.

«La Oficina Federal de Protección Civil y Asistencia para Catástrofes (BBK) ha publicado un vídeo en las redes sociales donde instruye a los ciudadanos sobre lo que tienen que hacer si hay un apagón eléctrico, y también está ofreciendo charlas en plazas y calles…Miles de ciudadanos pudieron informarse sobre cómo actuar en caso de un apagón eléctrico en los puestos habilitados…“Si cae la electricidad cae todo…Deberíamos prepararnos lo mejor posible… no se está a salvo de graves catástrofes y es importante que la población sea sensibilizada y correctamente informada”» (República, 02-11-2021)

Por ello se debe romper con la actitud o postura de continuar  haciendo lo mismo que siempre se ha hecho para enfrentar y solventar los conflictos, o esperando que la situación o condiciones cambien por sí solas,  porque lamentablemente no va ser así, y más aún cuando  todo definitivamente se transformó  para siempre: ¡lo que era, lo que fue, nunca más será! de acuerdo a los parámetros terrenales  y visión materialista del mundo existente.

“Hay que permanecer unidos en la oración y vigilantes  Rogad para que esos días sean acortados y hacer acopios de alimentos. Prepárense para vivir tres días en total oscuridad. Pobre será aquel que en esos días oscuros se encuentre sin una vela, sin una jarra de agua y sin lo necesario para tres meses. Pero aquellos que estén en estado de gracia no les sucederá ningún mal, y tampoco los que busquen la protección de la Santísima Virgen” (Pietrelcina, 1959)

Entonces, lo que es deber hacer debe hacerse, no quedarse en el confort inercial o regresar al mismo modus operandi insostenible basado en el cuadro de lamentaciones y letanías de peticiones que lo único que logran es acentuar con mayor rigor el padecimiento complejo de carácter humanitario;  porque si se han iniciado procesos de reforma o conversión deben proseguirse con mayor impulso decisivo, y esto cabe en el ámbito personal, pero también en el orden institucional académico-administrativo, y por supuesto en  lo que refiere al necesario ambiente de gobernabilidad y gobernanza, la legitimidad de hecho y de derecho a través del acto electoral resulta imperativo acometer con inmediatez. Al respecto valga recordar lo que manifestó Casanova en febrero de 2020:

“La Universidad espera realizar elecciones de autoridades en junio del 2020. Este 14 de febrero se solicitó los nombres de los integrantes de una nueva comisión electoral para elevarla ante el Consejo Universitario y así establecer un cronograma electoral. Hay que hacer elecciones porque se tienen que renovar cuadros, pero hay que entender que todas las universidades están en un proceso de judialización del que nos queremos desprender”. (Ver: “La Unet se prepara para hacer elecciones antes de junio” https://bit.ly/3DvDAhP )

Finalmente a manera de reflexión-oración:

Dios Padre, para salir purificados de los días de oscuridad, danos la fortaleza para ser fieles a tus preceptos en los todos los instantes y situaciones de la vida, al igual que consolidar la conversión de pensamiento, de corazón y de apego al dinero y bienes materiales, que nos permita alejarnos de la tentación sistemática del maligno,  la soberbia luciferina  y la consiguiente desobediencia existencial.  Asimismo  el  Santo Padre nos llama a la tranquilidad y a la confianza incondicional de su Divina Misericordia. Sin embargo, se suele olvidar con facilidad su venida y presencia viva, sublime y sagrada, dada la conflictividad perenne, la ceguera espiritual, el fomento del pensamiento único y la instauración del pecado estructural,  impunemente visible en todos los ambientes, entre ellos los virtuales. En síntesis y con magna insistencia; ¡Jesús en ti confío!

Referencias:

1) ABC (18-11-2021). El temor al gran apagón desata la fiebre por el acopio: https://bit.ly/30A4Eyg

2) DW (26-10-2021). Austria prepara a sus ciudadanos para la pesadilla de un gran apagón:  https://bit.ly/2Z0JHf1

3) Pietrelcina, San Pio (1958). Carta del padre Pio al Vaticano o Jesucristo revela al Padre Pío los 3 Días de Oscuridad: https://bit.ly/3laHm9h

4) República (02-11-2021). Alemania informa a sus ciudadanos sobre qué hacer si hay un apagón eléctrico: https://bit.ly/3DyHq9G

Posdata:

Un sincero agradecimiento a todas las personas e instituciones que apoyaron solidariamente la presentación, en la modalidad virtual, de la ponencia-libro “Political economy today. A perspective from spirituality”; en la 5th International Conference on Advances in Business and Law (ICABL), University of Dubái (20 y 21 de noviembre de 2021):  https://ud.ac.ae/ud-conference/icabl/

Fuente: “Perspectiva Económica y Académica Contemporánea”. UNET. Años: 2018 al 2021.

 [email protected]  @tipsaldia. WhatsApp: +584168735028

 

- Advertisment -