Dedicado a los héroes de nuestro pueblo

102

Para los venezolanos el año 2014 llegaba cargado de resentimientos y mucha preocupación, el índice inflacionario se disparaba situándolo como el mayor de la región, lo que progresivamente desencadeno la mayor crisis económica que hasta entonces el país jamás había vivido; el desmoronamiento del de las instituciones y las malas políticas del gobierno vieron mermado el poder del chavismo. Nicolás Maduro heredaba las dificultades y problemas del plan de la patria expuesto en 2012 por el fallecido Hugo Chávez.

En medio de la crisis, se desarrollaron en todo el país una serie de protestas que dejaron un saldo de alrededor 44 fallecidos entre manifestaciones y circunstancias desconocidas; ante la escalada de violencia por parte del gobierno, los medios de comunicación enmudecieron. Pocos fueron los gobiernos que en ese entonces se pronunciaron contra lasviolacionesa los derechos humanos de las que era víctima el pueblo venezolano; el canal internacional de noticias colombiana NTN 24 fue sacado del aire y de la misma manera redes sociales fueron bloqueadas e intervenidas. Las ciudades más importantes del país fueron militarizadas durante varias semanas. El Foro Penal venezolano se enfrentó a la peor crisis del sistema judicial, en ese entonces tan solo en el mes de febrero se produjeron aproximadamente 970 detenciones y 33 casos de torturas, para marzo estos últimos ascendieron a 50, y 2000 detenciones. 

Leopoldo López dirigente de Voluntad Popular se entregaba al gobierno; barricadas se levantaban por todo el país con la intención de evitar el avance de colectivos y guardia nacional. La opinión internacional califica al gobierno de represivo. Estados Unidos expulsaba a algunos diplomáticos venezolanos de su país y los rumores de presencia cubana dentro de las fuerzas del orden comenzaban a cobrar vida. Daniel Ceballos y Enzo Escarano eran detenidos por el SEBIN y posteriormente trasladado a ramo verde; la decadencia del gobierno chavista, comprometía la vida del pueblo. 

Tan solo en 2016 se estimaron alrededor de 2.617 manifestaciones promovidas por la privación de los servicios públicos, medicamentos y alimentos, la tragedia venezolana se ponía de manifiesto sobre los organismos internacionales. El Observatorio Venezolano de Conflictiva Social reseñaba como el Plan Zamora intensificaba la represión en los estados Táchira, Mérida, Lara, Miranda y Distrito Capital, extraoficialmente se registraron 163 muertes de los cuales el Ministerio Público solo reconoció129.

El año pasado la organización independiente dedicada al análisis y promoción de los Derechos Humano (PROVEA) alertaba sobre el encubrimiento de numerosos casos de torturas, durante los primeros meses del año, al menos 18 venezolanos habían sido asesinados en protestas en zonas donde la escasez abundaba. Varios estados del país pasaban hasta 12 horas sin el servicio eléctrico, lo que propicio el saqueo a varios establecimientos a los que también se les atribuyera varios decesos, especialmente en las zonas populares. La crisis migratoria puso en jaque las economías de la región, el proceso de empobrecimiento acelero aún más la desintegración social, el hambre y la miseria promovió el “bachaqueo” y la inseguridad.

En tan solo cuatro días, del 22 y 25 de enero de este nuevo año, el saldo de muertes en protestas fue de 35 venezolanos, las zonas más populares de Caracas fueron las primeras en salir. El uso de la violencia en su forma más pura por partes de los componentes del (FAES) y el (CONAS) se hizo sentir, sobre los primeros en un análisis que realice hace unas semanas advertía sobre como su desempeño al neutralizar “la amenaza” había generado una ola de críticas, debido a que sus métodos de acción carecen de todo tipo de control, hoy en día aún se desconoce quienes hacen parte dentro de esta unidad, su formación, entrenamiento, capacidades y sobre todo, hacia quienes responde su lealtad.

El proceso de transformación por el que atraviesa nuestro país actualmente, algo sin precedentes en América Latina,en el que bajo lineamientos pacíficos se busca conseguir un cambio político que primero trasforme las instituciones para dar paso a elecciones libres y transparentes, y posteriormente a la recuperación social y económica, que garantice a los venezolanos una vida digna.   

Su recuerdo jamás morirá

Durante muchos años estuvimos perdida en el tiempo y la oscuridad, sin esperanzas ni anhelos el pueblo marchó, hasta que una tarde la algarabía y los gritos de libertad ensordecieron nuestro corazón, el cielo se estremeció mientras la sangre de cientos que perdieron sus vidas cubrió las calles de nuestra nación en una batalla en la que solo valió la trampa y el engaño. Nuestros héroes fueron cayendo uno a uno, el resultado de la batalla se vio venir y aunque con astucia y valor lucharon hasta el fin. Pero refugiados en la oscuridad los esbirros consiguieron ser más fuerte. Héroes sin capa padecieron como hombres, con miedo e incertidumbre, padres, madres, esposos, hijos y nietos afrontaron sin titubear la enorme responsabilidad de ser fieles a la tierra que los vio nacercayendo bajo el abrigo de la muerte o permanecer junto a su familia por el tiempo que la vida dispusiera. A nuestros héroes que preferían la paz a la guerra, se fueron quedando sin un presente y un futuro; con lágrimas los despedimos, marcharon sin decir adiós, en nuestra mente resiste al tiempo su recuerdo. Hoy quienes se atribuyen la victoria, con indulgencia pretenden que perdonemos y olvidemos, pidiéndonos la misma compasión que un día les negaron.

La vida se hizo corta para nuestros héroes que enfrentaron a la bestia desde adentro, a nuestros niños que dejaron sus sueños en busca de uno para todos; comparados a ellos somos tan pequeños.Dicen que solo muere quien es olvidado, y puede que en unos años ya pocos recuerden sobre su valentía, que sin escudos ni capas salieron defender, a luchar por la libertad de todo un pueblo, que peca por omisión; pero quienes salimos a las calles y junto a ellos marchamos afrontamos la enorme responsabilidad de recordarlos, y narrar sobre su fuerza y resistencia.

Para nuestros héroes, este no es un adiós sino un hasta pronto, su juventud quedara grabada en la eternidad. Jóvenes con el corazón revoloteando y encendido, que anduvieron por la vida sin frenos, protagonistas del mañana que está por venir. Una juventud que sin remordimientos nos enseñó sobre el dolor y el amor,gracias a ustedes por darle a este país la inmensidad de su nobleza.

(Mariangelica Garcia Silva)