miércoles 25 mayo, 2022
InicioOpiniónDía del profesor universitario

Día del profesor universitario

57 views

La acepción en idioma español del término de profesores se refiere a los docentes o educadores de todos los niveles de la enseñanza, a saber: educación infantil, primaria, secundaria, técnica, religiosa y superior. Según determinadas legislaciones educativas, donde se denominan diferentes categorías académicas, aparecen diversas designaciones; la de maestro y además de diversos rangos administrativos y académicos: catedráticos de bachillerato, de enseñanza secundaria, de Universidad: profesor ayudante, agregado, asociado, titular, numerario, no numerario, interino, visitante y emérito. En varios países anglosajones y del área nor-europea llaman “profesor” únicamente a los docentes con dedicación permanente que instruyen e investigan a nivel universitario, en la mayoría de los casos con títulos de doctorado.
La última fase del proceso de aprendizaje académico post secundaria impartido en las casas de estudios superiores reciben distintos calificativos: educación superior, enseñanza superior, estudios superiores, educación profesional y educación terciaria. La función trascendental de la educación superior consiste en la preparación de tipo profesional o académica. Sin embargo, hoy en día esas instituciones se dedican a las áreas de la investigación en los diversos niveles del aprendizaje, así como a las actividades de extensión y asesoramiento.
La educación superior es evidente para desempeñar una profesión determinada, cumplir los requisitos exigidos para realizar funciones de cargos administrativos, técnicos y de importancia vital. Por eso, la educación superior es uno de los baluartes que existen como instrumentos principales para que los gobiernos del universo ayuden y consoliden el desarrollo de los países. De ahí, que el presupuesto dedicado a esa finalidad es catalogado de inversión social para el futuro. A raíz de esto, se consolida el desarrollo y crecimiento económico de los países. En la segunda mitad del siglo XX, a pesar de los vaivenes de la economía y la variable de los cambios políticos en muchas naciones de Hispanoamérica, el nivel educativo universitario se mantuvo constante en cuanto a la matricula estudiantil y al número de egresados. Durante ese período, uno de los resultados es la importancia y el impacto de la educación superior en zonas poblacionales en riesgo social al aportar herramientas educativas y tecnológicas para reducir la pobreza, fortalecer sus valores y aspiraciones de las personas en los diversos sectores de la sociedad.
En conmemoración de la Ley de Universidades aprobada el 5 de diciembre de 1958, por el presidente de la Junta de Gobierno, Dr. Edgar Sanabria, profesor de la Universidad Central de Venezuela, donde reconoció la autonomía universitaria de esos Centros de Estudios Superiores en su más amplia y vital concepción. A partir de esa fecha la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv) y el Consejo Nacional de Universidades (CNU) celebran el Día del Profesor Universitario, como un reconocido homenaje al autor del decreto y una forma de acordarse de la importancia en el desarrollo del concepto y la vigencia de la autonomía universitaria en Venezuela.
Sobre la celebración de tan significativa fecha, es oportuno evocar que la autonomía de las universidades autónomas es una obligación del Estado venezolano y de sus comunidades académicas con la institución, con la finalidad de dar fiel cumplimiento de sus específicas funciones de producción, promoción y de formación de profesionales de las nuevas generaciones.
La vigencia y consolidación de la autonomía universitaria es requisito fundamental para el avance el pensamiento crítico. El Día del Profesor Universitario del 5 de diciembre, recuerda el Decreto Ley Nº 458 sobre las Universidades, donde se estableció la autonomía académica, administrativa y electoral. De esta manera, a los centros de estudios superiores se les otorgó el derecho de administrar sus recursos y academia. Los principios fundamentales de la ley de autonomía universitaria contemplan entre otros los siguientes: autonomía universitaria, cogobierno, extensión académica universitaria, acceso por concursos y periodicidad de cátedra, libertad de cátedra, acceso masivo y gratuito, cátedra paralela y cátedra libre, vinculación de docencia e investigación, inserción en la sociedad y rol de asesoramiento de la universidad, solidaridad latinoamericana e internacional, unidad obrero-estudiantil e intentos de autofinanciamiento económico.
La Ley de autonomía universitaria ha sufrido una serie de arremetidas. En 1971 la Ley de Universidades es reformada, para crear mediante decreto un conjunto de Universidades Experimentales con Reglamentos Especiales, lo cual cercenó elementos esenciales de la Autonomía. En 1982, las universidades autónomas sufren una nueva embestida con la disminución y regulación presupuestaria, que trae como secuela la disminución y eliminación de programas y proyectos de docencia, investigación y extensión. Posteriormente las Normas de Homologación se trasladan en un incremento del recorte presupuestario. Todos estos artificios desprestigian y afectan el trabajo de los profesionales universitarios y fomenta la desvalorización de estos esclarecidos trabajadores del saber universitario.
Al celebrar el Día del Profesor Universitario se reconoce la labor loable que los docentes a este nivel hacen cada día al formar a las personas que tendrán la responsabilidad del futuro del mundo, el desarrollo, fortalecimiento y consolidación de la sociedad, al contribuir a la solución de innumerables problemas de interés colectivo y la formación de los alumnos, que a la postre serán futuros profesores universitarios.
En mi condición de exprofesor universitario, anhelo un porvenir promisor para estas casas de estudios superiores para evitar la mengua académica y aspiro para mis excolegas profesores que el Todopoderoso les ilumine y bendiga un bienestar sustentable ante la crisis que nos devora nuestras condiciones normales de vida. Loas a los profesores universitarios.
[email protected]

Alejo García S.

Artículo anteriorLa elección de los alcaldes
Artículo siguienteNoche de Ronda
- Advertisment -
Encartado Publicitario